viernes, 1 de diciembre de 2006

Tipología de tipos atípicos

Miles de personas con las que me crucé, miles de miradas que me impactaron. Hoy me vuelven de repente a la cabeza algunos casos curiosos, que quedaron grabados en mi particular córtex cerebral por una u otra razón. Tal vez sólo fueron fruto de alguno de mis delirios, tal vez nunca fueron reales, tal vez sean proyecciones de mi propio yo, al que voy a empezar a tratar de usted de aquí en adelante.
En una ocasión conocí a un hombre que se sentía inútil y rechazado. Se veía hermanado con el lápiz blanco de las cajas de colores escolares, el que todo el mundo ve pero nadie echaría en falta.
Otro trabajaba en una fábrica de congelados, y guardaba unas docenas de tequieros en su refrigerador particular. Se pasó toda su vida pensando cual sería el momento propicio para sacarlos de allí.
Aquel invirtió su tiempo tontamente, entrenando sin saber muy bien para qué. Nunca tuvo mucha oportunidad de jugar, se sentía como el tercer portero del equipo en la final de un torneo europeo. Pocas, muy pocas posibilidades de que lo llamasen.
Me impactó el que iba a trabajar en submarino. Podía haber ido en coche, como todo el mundo, o caminando, pero elegía siempre lo más difícil. El principal problema lo tenía cuando llegaba a su destino, que no salía de allí. Trabajaba dentro del submarino.
El manco que quería ser malabarista siempre contó con mis simpatías. "Todo es ponerse", repetía constantemente. Terminó de heroinómano.
Un personaje curioso aquel que tenía un ascensor dentro. A veces se quedaba atascado entre plantas. Al final, decidió podarlas.
Lo mejor de todo es contar con un grupo de apoyo cercano, que te ayude a salir del atolladero. Las chicas de la Cruz Roja se hacen fundamentales con sus camillas, sus goteos y sus programas de rehabilitación. Algo dentro de ellas las lleva a sentirse parte de todo lo que te ocurre, aunque muchas veces sean ellas lo único que ocurre. El algodón que reparten a mansalva termino utilizándolo para acolcharme. Gracias a ellas aprendí las bondades de hacerme donante. Siempre fueron las primeras en practicar con el ejemplo.

19 Comments:

Blogger eli bennet said...

Del lado del malabarista, "todo es ponerse", pura verdad, Detec. Y si no pregúntenle a Napoleón Bonaparte que decía "La victoria pertenece al más perseverante". Perseverancia, una de mis virtudes preferidas (y si va acompañada con un método, mejor).

01 diciembre, 2006 15:47  
Blogger silversroadnottaken said...

a ver si me puedo escapar al faro , no se si dar time, estoy hasta arriba con las evaluaciones,,, si no el puente ya esta aqui.. feliz tarde,,a ver ,, que sol mas chulo hace hoy,,

01 diciembre, 2006 15:55  
Anonymous valeria said...

Ser lápiz blanco es esencial para tenerlo todo clarísimo...y me encanta!
Tengo que salir corriendo, mis obligaciones me reclaman, soy "chica de la Cruz Roja", pero no reparto algodones. Conduzco un coche con su logotipo, nunca me multan y todos me ceden el paso. Una suerte!
Un beso, detective.

01 diciembre, 2006 17:08  
Blogger perdidaentrelibros said...

Mmmm... El de los congelados me resulta familiar, conozco a gente así. Es una lástima, porque los tequieros congelados no sirven, se trata de servirlos recién hechos, en su mejor punto, ¿no?
Un saludo

01 diciembre, 2006 17:26  
Blogger Tamaruca said...

¿Decidió podarlas?

xDDDDD

Pero cómo disfruto leyéndote, Detective ;)

01 diciembre, 2006 18:12  
Anonymous Anónimo said...

Tipo atípico el que se siente completo y (por completo) feliz.

Para mi gusto, el mas práctico fue el del ascensor interno: todo un comienzo (del nuevo comienzo) podar las plantas.
Un beso.
(Gracias.)

01 diciembre, 2006 19:57  
Blogger Persio said...

excelente tu escritura y excelente se siente uno al leerte, saludos!

01 diciembre, 2006 20:10  
Blogger India Ning said...

Paralelo elenco al que representaba Danny Rose en Broadway. Genial, triste y ácido.
¡Bravo detective!

01 diciembre, 2006 20:21  
Blogger quantum said...

Como te dije en alguna ocasión, me tienta llamarte " el detective maestro".
Atypically yours.

01 diciembre, 2006 21:49  
Blogger gaia56 said...

Maestro, me gusta tu letanía de tipos curiosos. y me gusta la frase "el algodón que reparten a mansalve acabo utilizándolo para acolcharme" (acunarme me saldróa decir a mí...)

01 diciembre, 2006 23:06  
Blogger Olvido said...

Cuando acabes serías ta amablede pasarme las tijeras de podar?;-)

02 diciembre, 2006 09:59  
Blogger Sintagma in blue said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

02 diciembre, 2006 11:16  
Blogger Sintagma in blue said...

Y a veces te encuentras con ese tipo raro que escribe cosas más raras aún y tiene un blog atípico. Es en ese momento cuando te invade una sensación de extraña familiaridad y sientes la imperiosa necesidad de buscar espejos en el corazón.

02 diciembre, 2006 11:17  
Blogger atikus said...

Qué bueno!! mmm...pero el lápiz blanco no siempre es un inútil sirve para aclarar a los demas, aveces sus "tonalidades" aunque no muchos lo saben o para pintar en un fondo de un color diferente al blanco...bueno..vale vale voy de listillo el lápiz blanco es un incomprendido!!

02 diciembre, 2006 13:34  
Blogger nancicomansi said...

JA,JA,JA...las chicas de la cruz roja...y los chicos de la cruz del mismo color...¿qué haríamos sin ellos?
El manco es de lo más enternecedor...no nos sentaría mal, de tanto en tanto ( y sin acabar como él...) tener semejante capacidad de soñadora tozudez...

02 diciembre, 2006 15:54  
Blogger Ártemis Sublime said...

El lápiz blanco sirve para darle luz a los demás colores, buena elección la de aquél hombre.
Me gusta cuando la gente no supone esconder algo de sí, algunas de esas veces suelo sorprenderme del encanto!
Un abrazo!

02 diciembre, 2006 17:50  
Blogger Para, creo que voy a vomitar said...

Surrealism power total. Siempre me atrajo esa mezcla de lo posible con lo imposible. Estos personajes la tienen y le quedan que ni pintados.

Míraré a mi alrededor para ver si veo reflejado a alguien dentro de alguno de estos arquetipos. Seguro que lo encuentro.

Acuéstate en lo acolchado, pero no te duermas.

03 diciembre, 2006 10:58  
Blogger Tamaruca said...

Algo me mata desde que leí esto:

¿Cuándo es el momento preciso para sacar un "tequiero" del congelador?

(???)

S.O.S.

03 diciembre, 2006 12:08  
Anonymous Anónimo said...

El mundo que dibujas con tus palabras parece no tener sentido y estar cargadito de razones al mismo tiempo, dependiendo de con que actitud quieras echarle un vistazo... Sin duda, sin ilusión no podemos caminar, aunque sepamos a ciencia cierta que nuestros pasos no conducen a ninguna parte...
Por cierto, en el congelador guarda sólo lo que algún dia te vayas a comer...

11 diciembre, 2006 15:26  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.