miércoles, 15 de noviembre de 2006

Gastronomía delirante

Me gusta la comida japonesa, estoy acostumbrado a tenerlo crudo.
Las verduras al vapor me saben etéreas, parece que se cocinan flotando en aire. Verduras de aerostato, pienso siempre.
A la hora de aderezarte, necesito una brizna de páprika.
Una de mis especialidades es hacer masa, un tipo con tan poco peso específico como yo.
No me gusta el laurel, siempre me quedo dormido cuando me lo ponen, sobre todo si hay más de uno.
Los revueltos nunca han sido santo de mi devoción. No esperen ningún chiste con ésto.
He leído varios tratados de cocina caníbal. Fue justo después de conocerte. No dejes de vigilar el vaso de vino cuando comamos juntos. Sospecha ante una somnolencia repentina.
Odio la miel. Prefiero las hojuelas.
Mi programa culinario favorito es una determinada secuencia de El cartero siempre llama dos veces , versión Jessica Lange. Eso sí que es cocina de autor.
Beber un gazpacho fresquito de los míos un día de agosto en la playa no es beber, es comulgar.
De entre las frutas, la mejor es la prohibida. Pregunto en las fruterías y me tachan de provocador.
Pocos placeres son comparables a comer un pato entre amigos. Mucho cuidado con romperlo, es de elaboración delicada.
El pan caliente no huele, perfuma.
Mi madre siempre me decía que comía con los ojos. Tu deberías confirmárselo. Y recordarle que le hice caso cuando me obligaba a comérmelo todo. Nunca dejo sobras.

27 Comments:

Blogger d... said...

Hoy que no pierdo entre innumerables comentarios, simplemente decir, aunque es lo más fácil y menos ocurrente....

a pedir de boca, por supuesto...

15 noviembre, 2006 20:41  
Blogger Valeria said...

plas, plas, plas...que bueno!
huele muy bien en tu cocina, casi tanto como en la de Jessica Lange rebozadita de harina, jeje.

Un beso, detective

15 noviembre, 2006 20:43  
Blogger XXXX said...

Bien hecho muchachito...no dejar "nada en el plato" es buena educación...jejeje


El Cartero llama dos veces...inolvidable...vimos TODO lo que se puede hacer en la mesa!

Besitoz.

15 noviembre, 2006 21:09  
Blogger quantum said...

Estaba todo muy rico. Brindo con vino gran reserva por todos estos sabores que además no engordan.

15 noviembre, 2006 21:39  
Anonymous Anónimo said...

¿Has probado el sabor de las lágrimas de tu mejor amigo/a?
Es el sabor auténtico,carente de otros olores que puedan difuminar el sabor de lo único que es y será siempre......verdadero
Brindo por ti, querido amigo

15 noviembre, 2006 21:40  
Anonymous Anónimo said...

en serio preguntas lo de la fruta prohibida? yo le dire eso al frutero la proxima vez :P

15 noviembre, 2006 22:45  
Blogger Olvido said...

¿Y Sofía Coppola aleccionada por su ‘cugino’ –por la espalda, uff- haciendo ñoquis en el Padrino?
Estupendo texto. Corto. Tendrías que hacer una segunda versión aunque no lo cuelgues. Sería muy interesante un cuento con tan buenos ingredientes.
Buenas noches

15 noviembre, 2006 22:51  
Blogger pazzos said...

Este post es "bocatto di cardinale"

15 noviembre, 2006 23:23  
Blogger Manuel said...

Jajaja, me encanta, tienes estilo propio: genuino, auténtico, original al fin y al cabo. Felicidades, yo me acabo de hartar con tu lectura.

16 noviembre, 2006 00:40  
Blogger Sonia Marcus Gaia said...

amo el sushi, pese a mi condición caribeña en donde sushi es casi como morcilla frita. amo el wasabi por que el efecto me transporta a la asfixia. amo el salmón crudo por aquello de los panes y los peces. amo la canibalia porque sólo eso me acerca a mis orígenes.

Gracias por tu visita a La casa naranja. Y sí, el cuento era mío. Ahora es de los que lo leen.

saludos cariñosos,
sonia

16 noviembre, 2006 01:01  
Blogger churra said...

No dejar sobras, estas muy bien educado.No me gusta la gente que picotea de los platos
Precioso post.

Me encanta el gazpacho, me gusta eso de que en agosto no es beber sino comulgar, y la harina sobre la mesa de la cocina.....

besos

16 noviembre, 2006 08:18  
Blogger India Ning said...

Hoy: Canela fina, Pata negra...
y ¡por Dios! sobre las hojuelas, siempre miel.

16 noviembre, 2006 09:26  
Blogger Sintagma in blue said...

Ummm... se hace ¿la boca? agua...

húmeda palabra de Paulov

16 noviembre, 2006 10:04  
Blogger txe said...

vaya colección de aforismos.

brillante y nutritivo.

16 noviembre, 2006 11:50  
Blogger Alalluna said...

Bueno, tal y como me la has descrito, pues... ¿a ver que japonés me encuentro este fin de semana para experimentar nuevos sabores?... Reconozco que yo soy más de la comida tradicional mediterránea de toda la vida, como buena valenciana, que no me quiten la paella... Por no hablar de la tortillita de patatas... La verdad es que disfruto con el turísmo gastronómico... Aunque, siempre hay que provar para sorprenderse... Ya te contaré...

16 noviembre, 2006 11:50  
Blogger Rafael Arjona said...

Gastronomia ingeniosa, diría yo.

16 noviembre, 2006 12:11  
Anonymous Anónimo said...

Ese gazpachito uhmmm que rico, con tu gente, que maravilla...esa fruta prohibida...los abrazos de pan recién hecho. QUiero, quiero.

16 noviembre, 2006 12:34  
Blogger maestra en prácticas said...

yo no soy de comer mucho crudo, prefiero las cosas bien hechas y condimentadas: ante japonés, chino (si a eso se le llama canibalismo, porque, habéis visto alguna vez un entierro chino?)...mi dieta es mediterránea, adoro cualquier plato si es degustado frente al mar...y por tradición, los alimentos bien aderezados con especias...así se rebaña hasta el plato
un post a pedir de boca

16 noviembre, 2006 18:05  
Blogger Tamaruca said...

(...)

Hacía tiempo que no leía una receta tan erotizante...

Y dudo mucho que tenga que ver con mi amor al shushi

(?)

;-)

16 noviembre, 2006 18:27  
Blogger florecita said...

y por aquí con hambre... hermosas letras...

17 noviembre, 2006 01:50  
Blogger nancicomansi said...

Eso no se hace...voy "pitando" a la cocina a por pan con aceite...y una loncha de jamón curado, y...

17 noviembre, 2006 10:00  
Blogger ALOMA69 said...

¿Has visto el film LA GRAND BOUFFE? Los protagonistas deciden suicidarse comiendo hasta reventar.
La escena que más me impactó, un par de flanes con la forma de los senos de una de las participantes en la comilona, era la traca final.

Tu post es sin duda mucho más positivo, ESPLENDIDO!!!

17 noviembre, 2006 13:56  
Blogger Paula said...

Brillante...

Y bien sabroso

¿de veras no te gusta la miel?

Un abrazo, detective, me voy a comer

17 noviembre, 2006 15:15  
Anonymous Anónimo said...

No creo que no te guste la miel.
todo canibal que come con los ojos adereza sus bocados con la miel de los besos.
Un abrazo
raquel

17 noviembre, 2006 21:45  
Blogger pies diminutos said...

Como siempre, genial... si es que estás acabando con mi repertorio de halagos y adjetivos positivos! Sólo puedo decirte que es una suerte leerte en este blog. Besos!

17 noviembre, 2006 22:24  
Blogger las alas del ostrero said...

Me ha encantado. Es, de verdad, un gusto dejarse caer por aquí. Siempre se encuentra algo fresco, divertido y ...calentito.

18 noviembre, 2006 19:11  
Blogger atikus said...

Bueno no se puede compartir todos los gustos y es que yo el sushi no lo trago y los revueltos o la miel me encantan...pero tampoco pasa nada, asi se reparten mejor los menús!! eso si a la Jessica la compartimos de postre como buenos amigos.

19 noviembre, 2006 11:31  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.