lunes, 11 de diciembre de 2006

Buzones en desuso

Siempre que veo un buzón amarillo de Correos en plena calle me dan ganas de abrazarlo, de invitarlo a unas cañas. Me imagino al pobre hombre, llegando a casa y cabizbajo, respondiendo a su mujer con evasivas cuando le pregunte que tal le ha ido el día.
-Pues ya ves, antes me pasaba todo el día tragando y tragando en el currele, y recuerda lo que me quejaba. Que tiempos. Es triste como las malditas nuevas tecnologías nos han apartado a nosotros, a los artesanos que hemos estado ahí toda la vida. Mañana voy a hablar con los sindicatos, a ver si me meten un paquete. Tengo unas ganas...
No son pocos los que se quedan fuera de juego. Tengo un amigo indio que tuvo que dejarlo, el médico le prohibió las señales de humo por no se que leches de una alergia. Su novia de la Reserva india no lo entendió, y lo dejó tirado por un Gran Reserva. No estaba dispuesta a seguirse reservando.
Un brillante escritor, según sus propias palabras, morirá sin que sepamos de la magnificencia de su obra. Dice que sólo puede escribir inéditos, y que es una pena, porque son estremecedores. En cuanto alguien los publicara, dejarían de ser inéditos y perderían su gracia. Entre nosotros, algo he leído a hurtadillas de este hombre, y creo que en lugar de inéditos, debería dedicarse a escribir anónimos.
El que peor lo pasa, sin lugar a dudas, es el dandy sin vocación. En mi calle vive uno que se metió en el oficio por contentar a su padre, que era depositario de esa tradición desde hacía siete generaciones. Cumplió por no darle mas disgustos al pobre anciano, que sufría al verle venir de párvulo completamente lleno de pintura hasta las cejas, y él feliz como un taxista camino del aeropuerto. En su intimidad se arruga la ropa, se descose los dobladillos, se pide churros con chocolate por teléfono y se pone a comérselos con los ojos vendados.
Les podría seguir hablando de la lavadora que tiene mareos, del que prepara infructuosamente las oposiciones a poeta, del aristócrata con alma de acróbata o del filósofo constructivista autodestruido prematuramente.
Gente desubicada. Como tú y como yo. Cuando el semáforo cambió, nos tuvieron que pitar los de atrás para que avanzáramos.

40 Comments:

Anonymous Anónimo said...

yo estoy contenta porque no dejo de usar los buzones. Para mi son mágicos, para mucha gente tb.

11 diciembre, 2006 19:30  
Anonymous Anónimo said...

Clap Clap Clap

Me pongo de pie y aplaudo.

Muy cortázar, y al mismo tiempo muy "detective..."

Sos el mejor, pibe...

Me voy que tengo un buzón que espera unas cartas para las inglaterras

Andy

11 diciembre, 2006 19:50  
Anonymous Anónimo said...

Clap Clap Clap

Me pongo de pie y aplaudo.

Muy cortázar, y al mismo tiempo muy "detective..."

Sos el mejor, pibe...

Me voy que tengo un buzón que espera unas cartas para las inglaterras

Andy

11 diciembre, 2006 19:51  
Anonymous Anónimo said...

Clap Clap Clap

Me pongo de pie y aplaudo.

Muy cortázar, y al mismo tiempo muy "detective..."

Sos el mejor, pibe...

Me voy que tengo un buzón que espera unas cartas para las inglaterras

Andy

11 diciembre, 2006 19:51  
Blogger Tamaruca said...

Me pido la lavadora con mareos, ¿se puede? :-)

Un besito de una artesana romanticoide que sigue disfrutando con las cartas a mano, oliendo el papel, analizando los rasgos de escritura y sintiendo que... hace tan sólo unas horas, esto estuvo entre tus manos...

Aishhh....

(Suspiro enorme que delata elevado grado de ñoñería)

11 diciembre, 2006 20:08  
Blogger Francisco Ortiz said...

Fuera de lugar y en desuso. Qué tristeza contagiosa.

11 diciembre, 2006 20:28  
Anonymous Anónimo said...

Si, y cuando comenzamos a avanzar lo hicimos apresuradamente pues nos venían empujando los de atrás, los más jóvenes, los que si saben adonde van y tienen prisa por llegar.... ¡Me pregunto si no tendré que cambiar de automóvil!...

11 diciembre, 2006 20:47  
Anonymous Anónimo said...

Por cierto, Don Detective, que bien sabe usted entrelazar realidad y ficción, y plasmar ambas en bellas y ágiles imágenes, donde hasta lo más mundano muestra su lado mágico y especial....¿Puede usted decirme en que isla mora y respira tan apreciado talento?

11 diciembre, 2006 21:15  
Blogger conde-duque said...

¡Qué gran post! ¡Sí, señor! ¡¡Un aplauso para el Detective!! Tendríamos que hacer la ola...
Me ha encantado.
Muchas gracias por el buen rato que me has hecho pasar.

11 diciembre, 2006 21:22  
Blogger conde-duque said...

Ah, ¡¡¡y vivan los buzones amarillos!!!

11 diciembre, 2006 21:23  
Anonymous Anónimo said...

La cremallera de un abrigo me pidió por favor que no la subiera, que tenía vértigo.

Y yo que soy buena persona, me constipé.

11 diciembre, 2006 21:56  
Blogger eli bennet said...

Desubicada también, mis escritos deberían ser anónimos,pero me importa tres rabanitos y lo disfruto igual,sintiéndome tan escritora...
Amigo Detec: le he tomado mucho cariño.

11 diciembre, 2006 21:57  
Blogger PIlar M Clares said...

Me recuerdas que tengo dos cartas pendientes. Contienen lotería de navidad y van a puntos distintos de España, es que hay cosas que las tecnologías aún no han resuelto.
A mí me encanta el correo electrónico y aunque me he carteado desde los ocho años con gente, confieso que ahora me resulta más incómodo. El escritor inédito ¿soluciona el tema publicando en la red? ¿es eso una edición? -tema-.
Saludos

11 diciembre, 2006 22:14  
Anonymous Anónimo said...

Pues sí, vivan los buzones amarillos... Aunque en estas fechas afortunadamente se llenan de cartas a los Reyes Magos de Oriente ;)

Otra especie en extinción, ahora que hay más móviles que personas en este país, son las cabinas de teléfonos... Me pregunto que dirán los niños de dentro de unos pocos años cuando vean al gran Jose Luis López Vázquez en "La Cabina" de Mercero, jajaja...

11 diciembre, 2006 23:20  
Blogger Gwynette said...

que grande eres, joé !..me gustan los escritores con un punto de absurdo..avisa cuando edites un libro !! :)

Cariños de alcachofa

12 diciembre, 2006 09:22  
Anonymous Anónimo said...

La primera vez que sentí la tensión del claxon, intenté avanzar al ritmo de los demás. La segunda vez empecé a mirar con interés a los peatones. Ahora soy yo quien mira a todos los hombres grises llenos de humo pendientes de semáforos y relojes que van en contra de uno mismo. Prefiero que el cogote me lo caliente el sol y no el aliento desproporcionado de los nervios. :)

Referente a los buzones, te recomiendo un corto estupendo: "Papel Quemado". Te encantará.

Un beso

12 diciembre, 2006 09:43  
Blogger txe said...

a mi los que mas pena me dan los guardias de seguridad. todo el día de pie, mirando al vacío. debenm tener una profunda vida interior, o ser androides.

saluos

12 diciembre, 2006 10:28  
Anonymous Anónimo said...

la corriente de algún mar me trajo por aqui y me quedaré anclada un rato largo para disfrutar de tus cartas en papel "lustrillo".

Me ha gustado muchos este post. (yo tengo muchos objetos en "desuso" )

12 diciembre, 2006 11:22  
Anonymous Anónimo said...

otra profesión es la de seguidor de huellas ;) Esperanza P.

12 diciembre, 2006 14:02  
Blogger andrés said...

cualquiera que se crea ubicado tiene, por definición, una desubicación mental.

yo uso mucho el correo electrónico y amo a mi rooter. Lo abrazo, lo beso, le digo cosas a la ranura del usb...

12 diciembre, 2006 14:57  
Blogger Persio said...

hay vidas interiores que la ciudad nos oculta o nos regala, hay de todo para tomar prestado, los buzones son dimensiones nostálgicas para nuestros sentidos.
me gustan, no lo puedo negar.
saludos!

12 diciembre, 2006 16:27  
Anonymous Anónimo said...

Hoy le decía a un amigo:
- quiero recibir cartas escritas a mano, (...y se reía).
Muy sosa la india, un Gran reserva es mucho más rico compartido.
Entre tantos millones de blogs, muchos dejarían de existir si dejaran de ser anónimos, supongo.

Yo entraría en el apartado de gente dispersa, sisii.
Un beso, detective

12 diciembre, 2006 17:35  
Anonymous Anónimo said...

(No se publicó mi comentario. Para una vez que me decido a contar mi vida y milagros... -menos mal que los ángeles de la ciber-guardia velan por mí-)

12 diciembre, 2006 17:58  
Anonymous Anónimo said...

(No se publicó mi comentario. Para una vez que me decido a contar mi vida y milagros... -menos mal que los ángeles de la ciber-guardia velan por mí-)

12 diciembre, 2006 18:01  
Anonymous Anónimo said...

(No se publicó mi comentario. Para una vez que me decido a contar mi vida y milagros... -menos mal que los ángeles de la ciber-guardia velan por mí-)

12 diciembre, 2006 18:04  
Anonymous Anónimo said...

(No se publicó mi comentario. Para una vez que me decido a contar mi vida y milagros... -menos mal que los ángeles de la ciber-guardia velan por mí-)

12 diciembre, 2006 18:05  
Anonymous Anónimo said...

(No se publicó mi comentario. Para una vez que me decido a contar mi vida y milagros... -menos mal que los ángeles de la ciber-guardia velan por mí-)

12 diciembre, 2006 18:08  
Anonymous Anónimo said...

(y ahora tres veces... VIVA BLOGGERRR!!!)

12 diciembre, 2006 18:13  
Anonymous Anónimo said...

(y ahora tres veces... VIVA BLOGGERRR!!!)

12 diciembre, 2006 18:17  
Blogger Ártemis Sublime said...

Aún quedan las que amasan pastas para afuera o las que tejen todo el verano para lucir el invierno con retasos de otros tiempos, claro que son las menos, sobretodo en estas masivas ciudades que se tragan todo con su enorme suela de zapatote!
Besosss

12 diciembre, 2006 18:38  
Blogger gaia56 said...

de la necesaria comunicación por cualquier medio... el episcolar me gusta mucho y por tanto tengo cariño especial a esos seres amarillos.
¡qué bueno eres con cualquier escrito!

12 diciembre, 2006 20:20  
Anonymous Anónimo said...

Eres tan original!! ¿Cómo se te ocurren esas comparaciones, las reflexiones tan acertadas..? Como Andy, también te aplaudo. En ocasiones me siento algo buzón, desubicada, como un dady con lamparones. Yo sigo enviando cartas a mano...Muy pocas, una o dos veces al año, y algún paquete postal

12 diciembre, 2006 20:50  
Blogger Sonia Marcus Gaia said...

¿Comunicaciones en desuso? Nomás es que ahora tienen competencia. Pregúntele a la telepatía.

abrazos desde el caribe,
sonia

13 diciembre, 2006 04:22  
Blogger nancicomansi said...

No me hables de desubicación que aún sigo en ello...magnífico post, como todos...

13 diciembre, 2006 11:44  
Blogger Para, creo que voy a vomitar said...

Tremenda lucidez urbana la tuya :)

Me gusta.

13 diciembre, 2006 11:50  
Blogger Gubia said...

Gente diferente pero auténtica por lo menos a mi me lo parece. Los buzones amarillos redondos me dan una sensación de nostalgia, en mi pueblo hay uno en la plza mayor y ahora que la van a arreglar no sé qué harán con el, ojala siga en el mismo sitio.

13 diciembre, 2006 12:48  
Blogger India Ning said...

Yo de ti me apuntaba a los mejores blogs del 2006 (premios 20 minutos) estás que te sales. Va a haber que pedir número para comentar! (¡qué barbaridad!)

Besos!

13 diciembre, 2006 13:34  
Anonymous Anónimo said...

A mi me sigue encantando usar buzones; y prefiero mil veces una carta a un mail...
Bonito texto; digase de paso

13 diciembre, 2006 15:10  
Anonymous Anónimo said...

cómo me gusta cómo escribes


Un abrazo muy fuerte

14 diciembre, 2006 13:37  
Blogger atikus said...

al menos en navidad sigo escribiendo cartas, creo que sigo siendo un niño que cree en los Reyes o Santa Claus :)

16 diciembre, 2006 18:21  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.