domingo, 17 de diciembre de 2006

Armisticio para desertores

El más valeroso del batallón fue, bajo mi punto de vista, el que logró armar su propia mochila mental y convertirse en desertor. Ponerse por encima de cualquier consigna moral y generalista, subcontratar el valor necesario para emprender tamaña empresa y tener el coraje de saltar las trincheras propias para ir en pos del supuesto enemigo, requiere de una armazón envidiable. No me valen los adjetivos que lo tachan de esquirol, una de las palabras que mas odio en el diccionario, ni lindezas por el estilo.
El primer surrealista fue un desertor de algo. También lo fue el precursor del Romanticismo, el primer rocker, el primer punk. También lo fui yo el primer día que me arrimé a la orilla de un poema y ya no pude dejar de sentir el vértigo que sigo sintiendo al asomarme. También lo fuiste tú, cuando algún día sentiste la llamada que te impulsó a no seguir actuando robóticamente, cuando decidiste que tu criterio era el único catecismo que ibas a seguir de ahí en adelante. Somos desertores de la realidad, y no hay nada que me guste más. Siéntete conmigo revolucionario desde dentro. Vamos a poner coches bomba que no lleven amonal, sino endecasílabos. Ojalá exploten e impregnen todo lo que pillen cerca con sonetos y quintillas.
Un día tomé té, otro costillas a la brasa y otro rodaballo al horno. Este findesemana ha sido pródigo en hospitalidad, y me he sentido afortunado por ello. Tantos años viviendo en las Islas Afortunadas tenían que dar algún fruto...Cada uno da mucho de sí en lo que pone en la mesa, el viernes ya empecé a pensar que, cuando nos unimos determinadas personas, realizamos algún tipo de rito, alguna comunión.
No, comunión no, que no me gusta terminar dándonos la mano, tomando vino y luego repartir hostias.
Se alfombran realidades, se alicatan mis sueños, se llena todo de azulejos andalusíes y yo siento que es todo mucho más fácil. Aún espero saber por qué lo hago a veces todo tan difícil. Menos es más, que decía el arquitecto Mies van der Rohe.

30 Comments:

Blogger eli bennet said...

Detec: hiciste tu famosa guacamole?
"Prefiero morir de pie que vivir siempre arrodillado" Emiliano Zapata (revolucionario Boliviano). Ese es mi catecismo...

17 diciembre, 2006 23:12  
Blogger Sonia Marcus Gaia said...

"estoy tranquilo, pero herido" - fito páez. también hace falta valor para renunciar, sin lugar a dudas. falta una historia contada por los vencidos, los desertores, los cotidianos.

saludos,
s.

18 diciembre, 2006 04:57  
Blogger Sintagma in Blue said...

Pero en la República del sentimiento usamos más la víscera que el racionalismo, para bien y para mal.

18 diciembre, 2006 09:13  
Blogger nancicomansi said...

Los punks fueron los últimos...¿es que estamos todos muertos O QUEEEEEE?

18 diciembre, 2006 09:37  
Blogger princesadehojalata said...

Me apunto a todo contigo. Hoy nos comemos el mundo, vale?
Un beso.

18 diciembre, 2006 12:00  
Blogger Emily said...

Me has contagiado de alegría en este lunes gris que me abrazaba... Avisa si vas a poner las bombas, pues tengo ya mil poesías guardadas....

18 diciembre, 2006 12:12  
Anonymous sofia said...

..hoy te planchas tú las camisas (mi madre a mi padre)

bravo tu post de hoy

18 diciembre, 2006 14:12  
Blogger Mari said...

Bingo!!! detective no amaestrado...
desertores de la realidad son los que construyen la historia paralela, aquella que no es verdadera pero si feliz

18 diciembre, 2006 14:20  
Blogger Hôichi said...

Estoy de acuerdo camarada.

saludos

18 diciembre, 2006 15:29  
Anonymous valeria said...

Ya quisieramos que solo existieran las palabras como armas. No me importaría nada estar en primera línea de fuego.

Menos es más, se convirtió en la esencia del minimalismo. Más tarde se aplicó en prácticamente, cualquier disciplina.

Que rico el rodaballo! parece que te cuidas de maravilla...

Un beso, detective

PD: entiendo que no eres canario de origen?

18 diciembre, 2006 16:55  
Blogger hera said...

"somos desertores de la realidad y no hay nada que me guste más".
Me apunto a esa cofradía..si me aceptan claro.
Buen post.
un abrazo

18 diciembre, 2006 18:35  
Blogger eSadElBlOg said...

VIVA LA REVOLUCION!!

18 diciembre, 2006 19:04  
Anonymous grampus said...

Yo estoy a punto de desertar. Ya he contactado con la resistencia.

18 diciembre, 2006 20:18  
Anonymous Olvido said...

Oye desertor empedernido y hablando de Arquitectos, cómo va esa bienal de Arquitectura, Arte y Paisaje?

18 diciembre, 2006 21:00  
Blogger laonza said...

Deacuerdo, cuando de - a cuerdo da cuerda al cuerdo. Estoy deacuerdo contigo y cuando quieras estallar versos y diptongos y escupir esdrújulas no dudes en llamarme. además que vuelva el trueque!.

18 diciembre, 2006 22:08  
Blogger Javier López Clemente said...

Creo que nunca fui desertor de nada, al menos de nada importante, es una de las cosas que lamento no haber hecho: Desertar, desacatar, revolverme y gritar. Alguna hazaña que me permitiera vivir de las rentas históricas pero... fui demasiado normal. Creo.

18 diciembre, 2006 22:11  
Blogger India Ning said...

La deserción mental es la única libertad real que nos podemos permitir. Y a veces es más que suficiente.

19 diciembre, 2006 09:09  
Blogger Persio said...

me apunto como desertor de la furia y la actual mentira, gracias por el escape de tus letras!
abrazos!

19 diciembre, 2006 09:39  
Blogger desconvencida said...

Te has convertido en todo un cabecilla de desertores, detective... Nos revolucionas ;)

19 diciembre, 2006 10:26  
Blogger silversroadnottaken said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

19 diciembre, 2006 10:45  
Blogger Gwynette said...

Ole tus webs !! :)

Siempre he sido atraído por aquello que no se precavía (Bretón)

Y así, estamos ! perece que los dioses nos crían y mágicamente nosotros nos buscamos y nos encontramos...

Abracitos cariñosos de alcachofa

19 diciembre, 2006 10:46  
Blogger silversroadnottaken said...

la cueva del sacromonte sigue abierta con incienso y canela a raudales--prometo buena musica y mas palabras .. rites of passage..

19 diciembre, 2006 10:46  
Blogger Gubia said...

Nunca he sido parte de ninguna revolución y no es por falta de ganas. En fin, pienso que nunca es demasiado tarde para nada...o quizás si.

19 diciembre, 2006 12:47  
Blogger Andy said...

Hola Det: Es bueno ser el primero en algo.
Y vos sos el primer tipo al que admiro genuinamente en las letras y con el que puedo comunicarme.

Borges está muerto...
Cortázar está muerto...
Neruda está muerto.
a Stephen King lo fui a visitar desde orlando a Bangor, Maine, y el conchudo se habia ido de vacaciones... ¡a Miami!

al resto de los que admiro tal vez no me interese conocerlos personalmente.

Así que gracias por regalarme esta "primerez".

Y gracias de veras.... por tus cálidos comentarios en mi blog.

Andrés

19 diciembre, 2006 13:25  
Blogger gaia56 said...

me apunto a repartir endecasílabos, cuenta conmigo.

19 diciembre, 2006 13:59  
Blogger Para, creo que voy a vomitar said...

"Somos desertores de la realidad". No hay nada en este mundo que me guste más que darme un paseo por el surrealismo que uno puedo crear en trocitos de su día a día(con limitaciones, claro).

Buena declarción de intenciones la tuya.

19 diciembre, 2006 18:02  
Blogger Paula said...

Yo también tuve que desertar de unas ruinas, ya lo sabes

Y estoy completamente de acuerdo contigo: a veces, menos es más

No estrené todavía mi horno nuevo. Aún no recuperé las ganas de cocinar. Pero sé que no falta mucho.

Un abrazo cálido, desde el otro lado del desierto de los desertores

19 diciembre, 2006 21:01  
Blogger LE MOSQUITO said...

...cuando decidiste que tu criterio era el único catecismo que ibas a seguir de ahí en adelante.

Según esto, creo que no podría degustar tu criterio, y especiar los míos con lo mejor de ti que pueda haber encontrado en tu reflexión. Aún así, recojo aquello con lo que me identifico.
Me gustó mucho esta secuencia de criterios, en general.
Un Abrazo sin amaestrar.

20 diciembre, 2006 12:37  
Blogger PIlar M Clares said...

Me didentifico con tu idea de deserción, creo que ha sido el impulso de cuqlquier vanguardia, tienes razón.
Viví en tus islas, no sé si te lo habré dicho ya, en Las Palmas. Fue maravilloso, me arrepiento de haberme quedado, de no haber desertado de mis circunstancias. Ay, bueno, no siempre se tiene valor para la deserción. SI fuese obligada, sería esclavitud.
Muchos besos

21 diciembre, 2006 10:37  
Blogger atikus said...

Bueno con mi despiste he puesto este comentarui dos veces pero 2 mejor que una!!


Un buen resumen del clero eso de darse la mano para luego tomar vino y repartir hostias.

21 diciembre, 2006 12:46  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.