viernes, 1 de septiembre de 2006

Usos alternativos del petróleo

El petróleo era conocido desde la antigüedad, muchas veces brotaba de forma espontánea en los campos, en medio de un sembrado. Los egipcios lo utilizaban como ingrediente para embalsamar a sus momias, los indios americanos para impermeabilizar sus canoas. Incluso, durante buena parte del siglo XIX, los charlatanes que iban de feria en feria lo vendían embotellado como bebedizo que fortalecería a sus potenciales usuarios. Nadie podía sospechar, ni imaginar siquiera, el papel tan determinante que jugaría el fluido de marras en los siguientes siglos, hasta el punto de ser la piedra angular de la economía mundial, amén de razón última y primera para desencadenar conflictos de carácter bélico. A veces, me siento como el petróleo en el siglo XIX, con un potencial interno que todavía no se ha desarrollado del todo o no se ha descubierto. Por el contrario, otras pienso si no será que fantaseo en demasía y tengo ínfulas de ser oro negro, cuando tal vez no sea sino agua empozada. Quizá no sea ni una cosa ni otra, tal vez solo simple agua, el líquido más común pero el más necesario. Y ya estoy liándome otra vez.
Hoy ha sido un día bastante atípico, he estado absolutamente descolocado. Nada que objetar al recibimiento en mi nuevo pero antiguo lugar de trabajo, mas bien al contrario, todos han sido cordiales en demasía. Tenía que ver más con mi estado de ánimo, cansado de estar a la expectativa. Supongo que todo lleva un tiempo de aclimatación, o un periodo de adaptación, como les gusta preconizar a las del Día de la Castaña. Ni idea. Lo cierto es que hoy estaba como un pez en su acuario, dando vueltas de un lado para otro, acostumbrándome a la calavera, al cofre del tesoro y a la máquina que hace burbujitas.
Definitivamente no, no soy petróleo. Con lo inflamable que estoy, prendería al instante.

4 Comments:

Anonymous isabelucha said...

Ya me di cuenta hoy... no parabas quieto de un lado para otro, recibiendo llamadas, mensajes, coloridas fotos (jiji!!!)... Pensé que de alguna manera te sentías algo extraño en tu antigua "pecera" de nuevo. Me imagino que tiene que ser un gran cambio para ti, pero ya verás que pronto te sientes como "en casa"; pero por favor no digas que eres agua empozada, eso NUNCA!!!
No te conozco mucho, pero creo que más bien eres como un buen vino..., de esos que le sabe a uno beberlo en buena compañía y al día siguiente no dejan resaca...
A propósito, me encanta cómo escribes!

01 septiembre, 2006 22:19  
Blogger El detective amaestrado said...

merci beaucoup,ma belge préferée

02 septiembre, 2006 00:43  
Anonymous maite said...

Embobada me tienes ante tus palabras, ya me enganché, no hay vuelta atrás.Estoy enganchada. Estoy con isabelucha, agua empozada?tu? no lo parece...

02 septiembre, 2006 10:52  
Blogger desconvencida said...

jaja, me ha gustado el símil del pez en el acuario...

Y nada, te deseo mucha paciencia... antes de que te des cuenta ya estarás aclimatado de nuevo a tu trabajo.

02 septiembre, 2006 11:10  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.