martes, 26 de septiembre de 2006

Mira, sin manos

La prestidigitación existe, y es efectiva. El tiempo suele enseñar a esperar, a no precipitarse, a aguardar el momento exacto en el que hay que saltar del rompiente del muelle. Es cuestión de subirse las mangas, para que el público vea que no hay trucos, y mirar fijamente a los ojos del respetable. Entonces surge la magia, y es cuando nos ponemos aristotélicos y nos damos cuenta de que la vida es una ecuación, y que basta con despejar alguna incógnita, poner las equis a un lado (cuidado si se juntan tres equis, alto voltaje) y nada, a esperar el resultado. En ocasiones, la vida que nos rodea se luce, se pone ropa de faena y parece que se confabula para que las autopistas de peaje que nos rodean nos dejen pasar gratis, y encima nos sonría la cajera mas guapa. Casi lo mejor es sentarse en el borde de una mesa, alzar un poco una mano y cerrar los ojos. Respira hondo, pon en marcha tu banda sonora secreta y no pares de sentirte vivo, exultante.
Es como cuando íbamos en bici de pequeños. La seguridad que nos daba el controlar la situación nos lanzaba como bólidos deslizándose cuesta abajo. "Mira, sin manos". Era lo más audaz que sabíamos hacer. Cuando crecíamos nos dábamos cuenta de que sin manos era lo más fácil, lo francamente difícil era meter ídem.
Voy caminando como si me estuviera poniendo un guante. Las calles parece que están llenas de colchones de plumas, y presumo que en cualquier momento empezará la primavera a brotar en los jardines, saltándonos por una sola vez el magnífico otoño, los carteros no traerán mas facturas sino encendidas cartas manuscritas, y los despertadores quedarán desprestigiados. Nuevos días surgen detrás de las hojas del almanaque, bombardeándonos con confetti y cintas de colores cuando los estrenamos.

15 Comments:

Anonymous Danidevito said...

Precisamente ayer u hoy (no sé ni en qué día vivo) ví que hablaban de Juan Tamarit en la tele y me dió pena que yo no hubiera espectáculos de de magia en la caja tonta. Ahora lo único que se lleva es Aramís Fuster y compañía...

26 septiembre, 2006 23:10  
Blogger pazzos said...

Todos le hemos hecho trampa alguna vez al almanaque zaragozano y descubierto antes de tiempo lo que ocultaban la parte de atrás de sus hojas, el acertijo de mañana, la anécdota de pasado. Queremos tenerlo todo previsto, calculado por anticipado y nos perdemos lo mejor del futuro: la sorpresa.

Y así no hay forma de atrapar un conejo, por más que hundamos la mano en la chistera.

26 septiembre, 2006 23:55  
Anonymous Anónimo said...

La magia nos invade. Cógeme de la mano y acércame a ti. Vivamos la primavera apasionadamente y el otoño también, que cada día sea una aventura difícil de olvidar. Sin trucos, sin manos... Cierra los ojos y aférrate a mí.

27 septiembre, 2006 00:11  
Blogger Andrea said...

MUY BUEN ESCRITO...HAY QUE TENER PACIENCIA PARA ESPERAR Y VER LA MAGIA...

REALMENTE LO QUE MÁS CUESTA Y LA MÁS LARGA ESPERA... ES LA QUE NOS ENTREGA ALGÚN DÍA LOS MOMENTOS MÁS FELICES Y MÁGICOS.

CARIÑOS
ANDREA.

27 septiembre, 2006 01:03  
Blogger Javier López Clemente said...

Excelente detective.
Desayuno optimismo con tu texto. Esperar la magia es buena terapia pero... ¿vendrá la magia?

Después del "mira, sin manos" siempre llegaba "mira, sin pies" y al final "mira, sin dientes".
Bien cotado es un chiste y yo me desternillaba porque siempre lo recordabamos después de algún traspies con las bicicletas.

27 septiembre, 2006 09:19  
Blogger pies diminutos said...

Detective, tus textos son un cocktail de ideas, y al final siempre me hacen reflexionar sobre la vida. Me encantan tus juegos retóricos, las personificaciones, las metáforas... te mueves entre el ensayo y la poesía! Nos leemos!

27 septiembre, 2006 10:28  
Blogger Princesa said...

Sí que existe la magia.

Aunque a veces no consigamos que nos envuelva.

27 septiembre, 2006 12:20  
Blogger desconvencida said...

Las ecuaciones nunca fueron lo mío, pero definitivamente creo en la magia, no queda otra cosa para sobrevivir a esta vida que a veces es tan gris...

27 septiembre, 2006 15:56  
Anonymous Danidevito said...

Madre mía, lo que me costó a mí aprender a montar en bici. Luego ha acabado siendo de mis deportes favoritos. E ir pedaleando sin manos de las sensaciones más gozosas.

27 septiembre, 2006 22:18  
Blogger El detective amaestrado said...

Dani, la rabia de entrar en tu blog y no poder comentar sigue ahí...Y me fastidia porque eres muy retador, y me gustaría apostillar de vez en cuando

27 septiembre, 2006 22:25  
Anonymous Danidevito said...

Jajajajajajajajaja. No sé exactamente a qué te refieres, pero me has hecho reir. La verdad es que estoy en un tris de mandar a paseo al Gates y pasarme a Blogger u otro lado.

27 septiembre, 2006 23:36  
Blogger silversroadnottaken said...

"hay mas cosas en el cielo y en la tierra, Horacio, de las que ha soñado tu filosofía".. shakesperare
deacuerdo totalmente con el shakes.. no tenemos ni idea de lo grandes que somos y lo que podemos conseguir con tanta magia.. a veces cerrar los ojos para ver

28 septiembre, 2006 08:41  
Anonymous Danidevito said...

La vida es una ecuación demasiado complicada. Creo que ni mi admirado Perelman sabría manejar todas las variables.

28 septiembre, 2006 09:20  
Blogger Paula said...

No lo dudes, detective, hoy saldré a la calle como si me hubiera puesto un guante

En tu honor

Gracias por estos momentos

28 septiembre, 2006 09:37  
Blogger memento said...

Por cierto, acabo de enterarme de que en la Cuatro hay un programa de magia llamado "Nada por aquí".

14 octubre, 2006 17:59  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.