viernes, 15 de septiembre de 2006

Decálogo para asaltar castillos

I.- Cerciórate de que haya una princesa dentro, no vaya a ser que acometas el trabajo y te encuentres dentro a Mariano Rajoy, tan dado él a ocupar posiciones encastilladas.
II.- Contrasta que la moza en cuestión valga la pena, y sepa algo más que de heráldica y consanguinidad. Busca en internet, en páginas como princesasdisponiblesyarriesgadas.com o similares.
III.- Ojito con el Partido Republicano que esté establecido en el feudo, no vaya a ser que termines pagando los platos rotos en caso de sorprendente triunfo electoral. Estudia las expectativas de voto. Desecha las encuestas de "El Mundo Feudal", dirigido por Don Pere Xota.
IV.- Más que una buena escalera, investiga la nómina de los soldados. Un soborno a tiempo abre mas puertas que un asalto por las almenas.
V.- Ten a mano un arsenal de versos, te harán falta para conquistar a la princesa. Si fallas en el intento, cruza los dedos para que el torturador de la mazmorra sea un enamorado de la poesía. Seguro que así le caerás más simpático, y vuestras largas sesiones de hermanamiento tendrán otro color.
VI.- Revisa tu fondo de armario. Si vas de azul, estadísticamente tienes mas posibilidades, pero está algo desfasado. Vete con ropa de comando y enfréntate al asedio a la noble moza en un cuerpo a cuerpo.
VII.- Hay castillos inaccesibles. Hay princesas inaccesibles. Hay asaltadores que se rinden. Hay princesas que no se rinden. Todo forma parte del asedio. Incluso la posibilidad de que no haya tal asedio.
VIII.- Cuidado con las torres de vigilancia. A veces nos seduce más lo que rodea a lo que supuestamente nos gusta, que la princesa en sí. Quizá asaltamos el castillo para llevarnos a la centinela.
IX.- Es mentira que una princesa no pueda dormir encima de un guisante. Demuéstrale las virtudes de las verduras que están en temporada, gañán.
X.- Estás perdiendo tu tiempo si aún sigues leyendo este decálogo. Sal corriendo, he oído que se acercan hordas de bárbaros...

14 Comments:

Blogger silversroadnottaken said...

detective.. una pregunta---y si los castillos son de aire y arena como los mios??? que hacemos???:)feliz dia

15 septiembre, 2006 14:55  
Blogger Javier López Clemente said...

Excelente. Lastima que por aqui cerca no tenga ningún castillo a mano, tan sólo edificios, tejados rojos y un cierzo que asusta.
Eso si, este barrio esta llenito de princesas.

15 septiembre, 2006 15:10  
Blogger El detective amaestrado said...

Silver, el acceso es mucho más fácil, por supuesto.
Javier, tú sáltate los nueve primeros puntos. Directamente empápate del diez

15 septiembre, 2006 15:12  
Blogger Javier López Clemente said...

Ha llegado tarde el aviso.
Me dan igual los bárbaros y las hordas. Yo quiero mi castillo, con torres y princesas, cocodrilos y puentes levadizos.
Tal vez me lo prometan en la próxima campaña electoral!!!

15 septiembre, 2006 16:10  
Blogger pies diminutos said...

Tienes una capacidad de inventiva genial, y además, gracia para exponer tus ideas al público.
Enhorabuena por tu decálogo!

15 septiembre, 2006 16:50  
Blogger desconvencida said...

jajajajajajajajajajajajaja

(no tengo palabras) :D

15 septiembre, 2006 17:30  
Anonymous maite said...

jijijijijijijijiji...genial

15 septiembre, 2006 20:01  
Blogger Julia said...

Genial...Muy imaginativo! jajajaja
No hay consejos para esas princesas que esperan a su príncipe azul?

Besos!

15 septiembre, 2006 23:34  
Blogger silversroadnottaken said...

gracias farero....pon un faro en tu castillo...

16 septiembre, 2006 20:09  
Blogger marta_cl said...

jajajajaja muy bueno

y no hay castillos con príncipes....!!!!! jajajaja

16 septiembre, 2006 21:34  
Anonymous perdidaentrelibros said...

He llegado a tu blog por azar y me encuentro esta joya de la inventiva. Genial decálogo. Me ha encantado.
Un saludo

16 septiembre, 2006 22:06  
Blogger Francisco Ortiz said...

Pues yo seguiría estos consejos y me reiría y me lo pasaría bien un rato.

17 septiembre, 2006 12:22  
Blogger Paula said...

Detective, me parece buenísimo tu decálogo. Excelente.

Y eso que ahora, a las princesas ya no las encierran, les dan un curso de protocolo y las ponen a trabajar.

Si es que las cosas ya no son lo que eran...

18 septiembre, 2006 08:02  
Blogger Princesa said...

Siempre viene bien sonreír un poco.

18 septiembre, 2006 13:54  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.