sábado, 2 de septiembre de 2006

Maneras de llevar el corazón

Yo conozco unas cuantas maneras, seguro que hay miles mas que se me escapan. Algunas las describo por propio conocimiento, otras por intuición, y las otras, por ósmosis.
Hay quien lleva el corazón como un archivo adjunto, y cuando le apetece, hace clic en el icono y lo abre.
Otros llevan el corazón en un tetrabick. Lo abren una vez y tienen que consumirlo en breve, si no se les estropea.
Otros lo van laminando poco a poco, y lo sirven como un carpaccio. Muy exquisito. A veces le ponen parmesano rallado, pero no queda igual.
Algunos lo tienen envasado al vacío. No se les estropea, pero el uso es mínimo. Tal vez el día que lo abran se habrá pasado de fecha.
Se lleva también a juego con otros órganos, combinándolo hábilmente según sea la temporada. Chic en exceso, pero válido para los adictos a lo volátil.
Comprimido en un mp3 es uno de los últimos avances en cardiología sentimental. Práctico, manejable y fácil de trasladar. Fácilmente reemplazable en caso de extravío.
Algunos lo llevan en el bolso, o perdido en el bolsillo del pantalón. Denota cotidianeidad en su uso.
Hay quien te invita a una casa a comer y te lo encuentras disperso, en cualquier lugar en que miras, enmarcado en la pared, oculto en la servilleta, detrás de cada una de sus palabras. Tipo fetén, modelo king size.
A algunas no le cabe en el pecho. Supongo que por eso acuden a la silicona, buscando mayor espacio para albergarlo.

5 Comments:

Anonymous maite said...

Apreciado detective: tengo el gusto de comunicarle que sufrí un pasmo tras la lectura de este post.
Estupendo este detallado informe cardiaco, admiro tu expresión a la vez que la envidio. Lo tuyo es un don.

03 septiembre, 2006 01:10  
Anonymous isabelucha said...

En cualquier caso, lo importante es llevarlo siempre MUY vivo, ser capaces de escucharlo cuando nos habla (no siempre es tan fácil, a veces nos grita, pero no le hacemos caso) y permitirle expresarse con una mirada...

Sobre todo lo que yo deseo es llevarlo siempre enamorado, enamorado de lo que sea, de una flor, de una sonrisa, de un amante, de una canción..., ¡pero enamorado!

Es posible que aún viva en el país de las maravillas de Alicia, a lo mejor aún no me he hecho mayor del todo, pero entonces prefiero seguir siendo para siempre une pétite fille...

03 septiembre, 2006 01:18  
Blogger desconvencida said...

Genial, sencillamente genial...

También los hay que llevan el corazón lleno de alfileres:

http://www.u-blog.net/Bruits2bulles/img/voodoogirl3-thumb.gif

más vale armarse de un buen dedal en estos casos, sino queremos salir pinchados de la experiencia...

03 septiembre, 2006 17:56  
Blogger Paula said...

ufffff, qué rematadamente bueno...

me temo que voy a engancharme a este blog

gracias por escribir cosas tan bonitas.

Te mando un abrazo

04 septiembre, 2006 16:47  
Blogger Paula said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

04 septiembre, 2006 16:47  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.