domingo, 23 de septiembre de 2007

Ventaja de saberme rebenque

Yo vivía dentro del último cubito de hielo del último cubata que tomabas en las noches de abandono. Me quedaba allí acurrucado, esperando a no derretirme nunca y así estar más tiempo a tu lado. No me alimentaba sino de torpes añagazas que a la postre me provocaban unas intensas y dolorosísimas agujetas cerquita del corazón, ahí donde justo no puede aplicarse ningún bálsamo. Era tozudo en mi empeño, un francotirador frente a cualquier atisbo de esperanza lógica. Un rebenque, como decía mi abuela que siempre llevaba un pañuelo negro atado a la cabeza. Yo quería que tu guardarropa sufriera un breve espasmo al verme pasar por delante suyo, un vaivén apenas levemente perceptible al saber que yo estaba allí, que iba a hacerlo trabajar, que ibas a pasar horas haciéndole cosquillas para encontrar piezas de ropa que iban a durar poco tiempo puestas. Sentirme ligeramente odiado por tu armario, vaya delicia. Cariño, yo era las cortezas del pan de molde con el que te merendabas todas las tardes y que desechabas antes de envolver lo que me rodeaba en papel de plata. Deseaba envolverte en papel de oro, pero tú te empeñabas en que no querías pan con corteza. Yo tampoco era lo que se dice precisamente un hombre frío pero me convertía en cubitos de hielo por ti.

37 Comments:

Blogger maite said...

vivía, quedaba, quería, deseaba...ea, ea, mi niño...ya pasó!

23 septiembre, 2007 15:10  
Blogger Sibyla said...

¿Quién fuera abrigo?, pa andar contigo.
Ay amor, que me desvela la ansiedad
entre tu y yo
la soledad y un manojito de escarcha.

23 septiembre, 2007 18:49  
Blogger Arcángel Mirón said...

Eso es amor. Querer ser abrigo y convertirse, sin embargo, en cubito de hielo sólo por ella.

Eso es amor.

:)

23 septiembre, 2007 20:24  
Blogger marian said...

me voy a hacer un sandwich sólo con las cortezas

23 septiembre, 2007 21:48  
Blogger CaZaDoRa De SueÑoS said...

tres meses mas tarde sigues escribiendo igual de bien:) bonita historia!

23 septiembre, 2007 22:35  
Anonymous Claudia said...

Usted si que es un cocinero de palabras. Y lo demás y los demás son y somos tonterías. Yo me haría un bocata de detectivescos y domesticados vocablos ahora mismo.

24 septiembre, 2007 00:32  
Blogger comopompasdejabon said...

El pan, ¡por favor!, siempre con corteza, duro por fuera y blandito por adentro...y ese gusto que da cuando cruje, bueno espero que al menos ya haya concluido tu deshielo.
Feliz semana

24 septiembre, 2007 01:15  
Blogger Viuda de Tantamount said...

Sin duda que eres la sal de su mundo.

B x C

24 septiembre, 2007 02:43  
Blogger cacho de pan said...

todo lo que sea pan me atañe.
lujosos textos.

24 septiembre, 2007 03:56  
Blogger atikus said...

Esperemos que no estes en un granizado e un dia caluroso, glups!

24 septiembre, 2007 09:44  
Blogger Andy said...

imagino que sabrás lo que es un rebenque en mis tierras.

Si no lo sabés, después te lo cuento.

Saludos

A.-

24 septiembre, 2007 10:23  
Blogger bebita said...

Inevitablemente, los cubitos de hielo terminan por derretirse... Besitos!

24 septiembre, 2007 10:36  
Anonymous Anónimo said...

está claro que para un buen detective no hay escondite que valga... hace casi un mes que me ha descubierto y yo ni siquiera me había percatado...
debo descubrirme ante su capacidad para descubrirme...
yo que me creía estar en un escondite seguro y él ya había registrado mis cosas...

ha sido un placer su visita... pero la próxima vez avise antes... quizá de ese modo, entre las cosas a descubrir, le habría dejado una cerveza fría para que el descubrimiento le resultara más refrescante...

hoy, de nuevo, me descubro ante usted, detective.

24 septiembre, 2007 10:52  
Blogger palabras de chocolate said...

AMOR en mayúsculas..

besos de chocolate

24 septiembre, 2007 12:07  
Blogger Sintagma in Blue said...

¿Te he dicho alguna vez que me encanta la corteza del pan?

ejem

24 septiembre, 2007 12:57  
Blogger Esther Hhhh said...

Y a veces hay quien se quiere hacer cubito o recubrirse de acero irrompible, con tal de no dejarse ver... Yo quisiera esas veces ser fuego para fundir el acero y besos para deshacer cubitos.. Ojala pudiera o encontrara el modo

Besitos

24 septiembre, 2007 17:26  
Blogger Madame Vaudeville said...

Coincido en gustos con "sintagma en blue", por lo que veo. Mmmm, rica corteza de pan.
Afortunada la amada por quien usted viviría helado de amor.

24 septiembre, 2007 17:26  
Blogger aprendiza de risas said...

Y al final ¿qué te dijo? ¿Contigo pan y cebolla?

Demasiados pretéritos imperfectos, detective...

Besetes,

24 septiembre, 2007 22:55  
Blogger Princess Valium said...

Somos lo que haga falta con tal de ser amados y deseados. Lo que sea.
Un beso

25 septiembre, 2007 09:16  
Blogger Esther said...

Todos, todos tus escritos, del primero al último, van dirigidos a una mujer. En ellos, tú adoptas las más inverosímiles formas, sólo para ella. Te hemos visto de cualquier manera. Yo, por el contrario, y aunque literariamente sea precioso, no creo que ser todo lo que uno no es sea a la larga gratificante.

25 septiembre, 2007 09:22  
Blogger Bambu said...

No deja de sorprenderme lo que se esta dispuesto a hacer por amor...

25 septiembre, 2007 09:27  
Blogger Gubia said...

Un cubito de hielo muy original, que no se funda nunca, que siga su frescor.Un abrazo.

25 septiembre, 2007 14:59  
Blogger txe said...

viviendo on the rocks!

25 septiembre, 2007 17:19  
Blogger elgritodeltiempo said...

Es lo que tiene el amor,finalmente se derrite como el último muñeco de nieve con los albores de la primavera.


sigue así! yo perdí a mi musa en un viaje inesperado...

saludos

25 septiembre, 2007 21:45  
Blogger Ariadna said...

Qué casualidad! Mi madre me dice simepre que soy una rebenque

25 septiembre, 2007 21:51  
Blogger eSadElBlOg said...

me he quedado helada.

(Y voy a buscar el significado de Rebenque.)

25 septiembre, 2007 22:01  
Blogger Zafferano said...

Rebenque, qué bonito escribes...
He leído un par de posts tuyos y me han encantado. Volveré con más calma, con más tiempo y con menos sueño.

Besos desde una isla

25 septiembre, 2007 22:54  
Blogger Tamaruca said...

Gran error el de, por otro, convertirse uno en lo que no es.

Tengo una teoría acerca de las cortezas del pan de molde sin cortezas según la cual, las cortezas arrancadas de uno se reciclan para el siguiente de modo, quienes piensan que están comiendo pan sin cortezas lo que comen en realidad es cortezas recicladas ni sabe cuantas veces. Está claro, ¿no?

;-)

26 septiembre, 2007 15:57  
Blogger Savant Yeux said...

qué bello que escribes ...

26 septiembre, 2007 18:44  
Blogger yolareinaroja said...

Palabras como panes.

26 septiembre, 2007 22:50  
Blogger Elena said...

Llevo tiempo sin pasar por aquí (el comienzo de curso ha sido un poco complicado), pero quería saludarte. Espero que la vuelta a clase haya ido bien. Se ve que las musas no te han abandonado.

Un abrazo

27 septiembre, 2007 18:15  
Blogger Mara said...

Excelente
Muaks:)

27 septiembre, 2007 21:37  
Blogger Hôichi said...

hielo,amor y ron

saludos

28 septiembre, 2007 11:17  
Blogger Paula said...

Hace un tiempo escribiste algo que se me quedó bien grabado: "lo que no crece de forma natural termina por marchitarse" (disculpa si no es literal).

Intentar ser lo que uno no es, no parece algo natural.

aunque a mí lo que más me gusta es que lo sigas intentando. Yo, de momento, he tirado la toalla.

Un abrazo, detective

29 septiembre, 2007 11:05  
Blogger solo mi version.... said...

Que dulce...

un gran beso

29 septiembre, 2007 16:09  
Blogger LiLuh said...

De vuelta ya y para quedarme, espero.

29 septiembre, 2007 17:31  
Blogger dany said...

admiro a la gente como vos, que puede hacer del amor, algo tierno aunque duela.
de mi parte esos episodios solo puedo gritarlos a los cuatro vientos, para terminar estallando en lagrimas....

04 octubre, 2007 18:35  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.