martes, 7 de agosto de 2007

Chicos que bajan de los chalets

Los chicos de los chalets de lo alto de la montaña estaban avisados de que habían comenzado las fiestas de verano en el pueblo. Yo era uno de ellos estos días, y me puse mis mejores galas para irme a Madrid. En el tren releía un libro de Carson McCullers, El corazón es un cazador solitario. En ocasiones, los títulos eligen también el momento adecuado para venirse con nosotros.
Y fui hasta allí para atosigar libreros con pedidos casi imposibles, para hurgar en las entrañas de las estanterías hasta encontrar el sueño inencontrable. Me sentí dichoso como uno de los Kennedy balanceándose entre las caderas de Marilyn. Contemplé atónito los últimos cuadros que pintó Van Gogh dos meses antes de suicidarse, y fantaseé con la posibilidad de aún salvarlo, simplemente mirando los óleos expuestos en el Thyssen. Hablar de libros, de poesía, del proceso creativo, de viajes y de todo lo que conlleva esa vorágine con quien lo hice, es querer hacer cierta aquella manida frase que nos recordaba que de Madrid, al cielo. Nunca fue tan cierto como entonces que las palabras ayudan a trenzar perímetros que forman islas. Todavía creo que pudimos habernos aprovisionado con algunos libros más, pero que se le va a hacer...
Y en el resto del camino, me encontré con una abubilla-bubela en gallego- que me acompañó un trecho lentamente, sin echarse a volar. No debía haberlo hecho, la desconfianza frente al humano es la garantía de su supervivencia. La belleza de la escena no impide que uno se alegre de la simpleza de la metáfora. Milana bonita, pensé para mis adentros.
Me aguarda la Sierra del Caurel, en la raya que separa Lugo de León. Un lugar al que deseé ir desde que leí sobre él. Viajes planificados desde las hojas que leo, palabras que actúan como raíles, futuros recuerdos que hacen las veces de combustible.
Creo que voy a darle esquinazo a mis amigos. No volveré a subir a los chalets. Voy a quedarme en las fiestas del pueblo para siempre.

34 Comments:

Blogger Valeria said...

Podemos habernos cruzado en una sala del Thyssen, sin saberlo, jaja. Una delicia, la exposición de Van Gogh.

Esa frase de mi paisano Delibes, vuelve, de vez en cuando, también a mi memoria, sí.

Un saludo, detective.

07 agosto, 2007 12:23  
Blogger La interrogación said...

Di que si, que es mucho más divertido.

07 agosto, 2007 14:11  
Blogger maite said...

te invito a lo irrepetible,
un beso

07 agosto, 2007 14:38  
Blogger Gubia said...

Desde luego yo también me quedaría en esa fiesta, sin dudarlo.
Madrid...cuantos recuerdos y todos buenos, me alegra que también lo sea para tí.
En fin, buenos días de ruta y un abrazo.

07 agosto, 2007 15:19  
Blogger La soñadora indecisa said...

Hola, Detective. He leído tu blog hace unos días y me encanta. Ya se echaba de menos un post tuyo.
Así que El corazón es una carazdor solitario, eh? Yo lo leí este invierno y me encantó, los mudos, la muchacha de pantalones cortitos, el dueño del bar,... el profundo sur. Hay una escena que me ha quedado grabada: el dueño del bar sube a la habitación para afeitarse y cambiarse de ropa y observa a su mujer en la cama, esa por la que ya no siente nada. Tiene una fuerza terrible. Y el mudo, ¿cómo se llamaba?, al que todos consideran el interlocutor ideal...
Disfruta de Galicia, es mágica. Yo viví allí 5 años y "botoa moitísimo de menos". El Courel es precioso, el paisaje, porque los pueblos no tanto (Folgoso y Seoane). Si tienes tiempo, acércate a Fonsagrada, no hay mejor pulpo que el del Caldeira, mejor comida que la del Restaurante Cantábrico, ni mejor gente para conversar. El pueblo es feo, pero el paisaje es inmejorable.

07 agosto, 2007 22:45  
Blogger Javier López Clemente said...

A esos chicos repeinados,con calcetines bien estiraditos y un extraño olor a perfume, a esos, siempre los tirábamos al pilón, a la acequia o al río. Aqui, en el pueblo, todavía somos un poco toscos con los forasteros.

Salu2 Córneos

PD. Sólo son prevenciones porque tememos por las hembras más jóvenes de la manada, no es maldad, es supervivencia.

08 agosto, 2007 00:49  
Blogger Esquitin said...

E lojo, e ti es jalejo? Eu vivi na Coruña ... sólo te faltaba ser gallego, y hablar de Riazor y de Coruña. Te gustaría leer lo que yo escribí sobre Coruña.

08 agosto, 2007 03:06  
Blogger VeRa said...

Que gran verdad es esta "los títulos eligen también el momento adecuado para venirse con nosotros."

Será que las palabras se nos pegan cuando deben hacerlo? no antes, no despues?
Yo estaba librando una batalla muy dura entre mi deseo y mi razón, y me cae en las manos, como del Cielo, un libro que siempre estuvo en mi biblioteca "Alexis, o el tratado del inútil combate"

como decimos acá: que lo parió, che!

08 agosto, 2007 04:11  
Blogger VeRa said...

y...algo más
Eso de los recuerdos que actuan como combustible del futuro
Que curioso, los argentinos que tenemos, quien mas, quein menos, abuelos, bisabuelos y tatarabuelos en practicamente todo el mundo, normalmente sentimos una curiosa nostalgia de sitios que jamás visitamos.
Por eso muchos intentamos seguir las huellas de nuestros viejos, no porque queremos "conocer" sino porque las almas simplemente regresan...

08 agosto, 2007 04:15  
Blogger Sintagma in Blue said...

...porque a veces, perderse es encontrarse.

08 agosto, 2007 09:27  
Anonymous Anónimo said...

Y qué sería de los viajes sin la casualidad, sin los encuentros por sorpresa...
en mi caso, y aunque sea la ciudad en la que habito, de donde soy, mi viaje también era a Madrid...
y la casualidad de que él no encontrara alojamiento... y la casualidad (para mí), de que estuvieras también allí... y descubrir muchas más cosas de las que se suelen descubrir a simple vista...
algún día deberíamos decidir quién se queda con el cargo de presidente en el club de fans de jc...
mientras tanto, yo seguiré esperando en el chalet por si algún día te arrepientes y decides subir de nuevo...
estaré encantado de abrirte mis puertas...
un saludo.
d...

08 agosto, 2007 11:05  
Blogger aprendiza de risas said...

Hola,
Subo la persiana después de unas largas vacaciones y me encuentro con un sol tímido, jugando al escondite entre las nubes y un airecito frío para el tiempo en el que estamos.
Entro en mi blog después de tanto tiempo (aparte de un inciso al que me llevó un pensamiento en sexo) y compruebo que esta ciberrelación me gusta mucho.
Así que te dejo una nota por debajo de la puerta para decirte que ya he llegado, que cualquier día de estos leo las cositas que nos has contado.
Besitos, nos vemos.
Muackkkkkkssssssss

Aprendiza de risas,

08 agosto, 2007 13:53  
Blogger Viuda de Tantamount said...

Llevo una temporada pensando que a vecesm es lo mas simple lo que añoramos.

Echo de menos una verbena de pueblo, con pasadobles y cabeza de 20 años...


B x C

08 agosto, 2007 14:21  
Blogger Pilar M Clares said...

¡Pero... bájate a tus amigos también! Oye, esa sensación de encontrar el libro, cómo me identifico. Espero un libro un mes, me acabo de acordar, me voy a la librería. Un besazo.

08 agosto, 2007 18:41  
Blogger Arcángel Mirón said...

Pasaste buenas vacaciones, parece.

Yo quiero leer Los detectives salvajes y de Bolaño no se consigue ná de ná.

08 agosto, 2007 21:37  
Blogger Ariadna said...

Hola Detective,

Veo que disfrutas de Madrid como solo lo hace el viajero. Yo también quiero volverlo a ver así, mirarlo con ojos nuevos...
Disfruta de las vacaciones. Yo te guardo la isla

08 agosto, 2007 22:35  
Blogger Lágrima del Guadiana said...

...y nosotros contigo, porque es una delicia leerte. Es cierto, las palabras, tus palabras, son raíles que invitan al viaje...

Un beso, detective

09 agosto, 2007 10:12  
Blogger Elena said...

Me he quedado con ganas de ver la exposición de Van Gogh, seguro que era un disfrute para los sentidos. Que disfrutes de esas fiestas eternas y de tus vacaciones. Yo he vuelto algo maltrecha de la primera parte de las mías.

Un abrazo

09 agosto, 2007 12:36  
Blogger Antwoneone said...

Te hallo como los Kennedy y Auseron:
Con un suave balanceo....a la hora en q cierran los clubs?
Viví siempre (de) las fiestas de los pueblos,hay lo mismo q en los chalets: niñatos y paletos
ademas de una retahila de musica pop (ular?) en fin, musica para ladrar.
Y si, vas sobre railes, miel sobre hojuelas bien de lectura espero q el discman el walkman y/o el mp3 te alimente el espiritu iwal, aunq te encuentro mas isleño fuera de la isla. Era de Madrid al cielo......y un agujerito pa verlo, pero eso era con arniches, neville, jardiel y los grandes del casticismo ahora no se huí hace tiempo y solo se de Mad city por los post aunq recuerdo mejor ese tren del q bajaste a por letras, enjoy yer trip, tomatelo con.....Karma

09 agosto, 2007 13:24  
Blogger Mari said...

la desconfianza frente al humano es la garantía de su supervivencia..


detective
necesito una ampliación didáctica de esta frase. Es con carácter de urgencia.

10 agosto, 2007 00:55  
Blogger gaia56 said...

Muy buena decisión. Yo haría lo mismo.
Un beso.

12 agosto, 2007 09:04  
Blogger kamala said...

Es imposible quedarse en las fiestas del pueblo para siempre.

Por definición, en cuanto son "para siempre" dejan de ser fiestas y de tener sentido.

Pero buen intento, en todo caso.

12 agosto, 2007 22:18  
Blogger mandarina azul said...

Y harás muy bien, detective. Te felicito por ello.
Disfruta de la sierra, de tus libros, y de todo lo disfrutable. :)

13 agosto, 2007 02:39  
Blogger Esther Hhhh said...

La verdad es que con fiestas así, para que volver al chalé.. Yo también me hubiera quedado por allí jejeje...
besitos

13 agosto, 2007 13:44  
Blogger Emily said...

Rico es tu interior, disfruta de ser tu mismo. Y no abandones esas fantasias tuyas, que da gusto leerlas...

14 agosto, 2007 13:31  
Blogger yolareinaroja said...

Los chalets son necesarios para disfrutar esas fiestas del pueblo, ¿no? Yo también me quedaría para siempre en alguna fiesta con amigos en la playa. Pero es una mentira fotográfica.

14 agosto, 2007 21:35  
Blogger Borrego said...

Pues te invito a que me escribas xcyan @ hotmail punto com

15 agosto, 2007 09:20  
Blogger alakazaam! said...

Escuchando en la plaza del pueblo a la orquestilla de turno cantar la última de la quinta estación se siente uno renovado, y ajado, y renovado, y ajado...

15 agosto, 2007 13:37  
Blogger Batiscafo said...

fiestas de los pueblos
siempre

por cierto.... serra do courel...
mucho mejor así

15 agosto, 2007 22:58  
Blogger AA said...

Adoro ese libro.Siempre me impresionó su título y su autora.El corazón es un arma arrojadiza con vida propia.
Besos, detective

16 agosto, 2007 21:34  
Blogger Andy said...

La raya...

me gustan las rayas... hasta las que separan Lugo de León.

Venite a casa.

17 agosto, 2007 14:58  
Blogger Alnitak said...

Madrid, esperemos que en mi próxima visita me transmita la misma sensación.
Y sí, yo también me quedaría en las fiestas del pueblo para siempre...

23 agosto, 2007 19:05  
Blogger Princess Valium said...

¿Y cómo es posible que precisamente ahora, después de más de quince años, haya sacado ese magnífico libro de McCullers y lo esté releyendo una vez más? Casualidades preciosas que me hacen sonreir.
Un beso

27 agosto, 2007 07:47  
Blogger koolauleproso said...

"El corazón es un cazador solitario", que relato extraordinario sobre inválidos, mudos en este caso, y la grandeza de los "diferentes". Te lo dice un inválido que lo leyó hace ya tiempo.

10 septiembre, 2007 19:48  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.