martes, 28 de agosto de 2007

No hay interruptores para apagar mis sueños

Volví otra vez para descubrirlo. Detrás de cada buen viaje hay siempre, al menos, un buen par de enseñanzas. Ahora ya sé que es así. Es absolutamente imposible que deje de soñar cada vez que me levanto. Coleridge me descubrió este verano la diferencia entre fantasía e imaginación: para la primera es necesario el concurso de la experiencia individual, para la segunda, el hedonista recurso de la aventura sin afianzamientos. Fantaseo, pues, la mayor parte del tiempo, aunque esto es pura imaginación.
Hay días que se instala la tristeza a mi lado y crece como una maceta de geranios. Solamente el regalarme invenciones a mí mismo es la única válvula de escape. Llevo dentro contínuamente una cazuela donde preparo la mejor sopa del mundo, la que mi hija prefiere, y solo hay que esperar que el fuego crezca, el agua ebulla y la tapa empiece a vibrar. Sigo vivo, sigo en pie.
Mis libros son hábiles escalerillas como las que se usan en las librerías de pro para alcanzar los estantes mas inaccesibles, me ayudan a llegar más alto. Manuel Puig me conmovió con El beso de la mujer araña, me llevó a una red de ternura de la que no quise desasirme. El maestro Carlos Barral sigue dándome lecciones desde su libro-entrevista Almanaque, que felizmente descubrí en las estanterías de mi amada librería Michelena, en Pontevedra. Y no puedo seguir hablando de tanta letra impresa que vino , de nuevo, a quedarse en mi casa después de este viaje ingente, no llego a tanto. Esos libros han de pasarme primero a mí, después de mi retina.
Hay vidrieras a mi espalda con estampas de las chicas imposibles y los momentos perecederos. Yo ya miré tus ojos. Los mios estaban vidriosos. Aún así, pude comprobar que los interruptores estaban hábilmente manipulados para no cumplir su estúpida función.

30 Comments:

Blogger Premio consuelo para Lucía Folino said...

detective:

Gracias por tu solidaridad.
Habría jurado que eras el mismo de "murmullos descuidados".


Un abrazo.

28 agosto, 2007 00:36  
Blogger Premio consuelo para Lucía Folino said...

Perdón por confundirte, no fue mi intención.

28 agosto, 2007 00:37  
Blogger Premio consuelo para Lucía Folino said...

damocles: "La amistad hay que cuidarla."

http://laespada.blogdns.org/

28 agosto, 2007 00:38  
Blogger VeRa said...

Insisto, Det:
debería tener en el lateral de su blog, por ejemplo, una columna de libros recomendados.
Hágame caso, sea bueno.
Yo me fío de la gente que lee con el corazón.

28 agosto, 2007 05:10  
Blogger >> a l e x i s said...

Me sumo a eso de la columna lateral, siempre me gusta ver lo que los demás piensan sobre ciertos libros, son los que me animan a leerlos por lo general.
Hmmm... ahora que lo pienso tengo una novela para terminar, voy a ver si sigo con eso.
Saludos.

28 agosto, 2007 07:02  
Blogger Carla Badillo Coronado said...

El viento es el mejor de los amantes, los libros...los mejores consejeros.

Saludos desde la mitad del mundo.
Carla.

28 agosto, 2007 09:15  
Blogger atikus said...

La última estrofa me ha hecho recordar otra de un grandísimo grupo:
"sobre un vidrio mojado escribi tú nombre sin darme cuenta, y tus ojos quedaron igual que ese vidrio..."

Los secretos.


En fin una tontería pero es que no me podía resistir!

28 agosto, 2007 10:55  
Blogger Bambu said...

Yo ya no me molesto en apagar los interruptores, total, soy más feliz con ellos encendidos.

28 agosto, 2007 11:41  
Blogger Madame Vaudeville said...

Los viajes son sueños donde siempre se aprende algo, jugando, descubriendo, leyendo en los paisajes, en la arquitectura, en los ojos de la gente y en los momentos.
Ver el cielo de Verano es Poesía, aunque no esté en un libro -decía mi adorada Emily.
Un placer leerle, mon amie. Por cierto, mi pequeño cabaret está ubicado en Galicia, y he podido comprobar que tiene un cariño especial por esta tierra. Invitado queda, pues, a tomarse un té o disfrutar con los espectáculos que allí podrá ver(y leer).

28 agosto, 2007 13:43  
Blogger Gubia said...

Me gusta cada palabra que escribes en este post, como siempre te admiro al leerte. No dejes que los interruptores cambien tu forma de ver las cosas, a mi me gusta, aunque eso no importe mucho,jajaja;a media luz pueden ser mágicas.Un abrazo

28 agosto, 2007 15:08  
Blogger Alnitak said...

No los apagues, nunca, por lo que sea, merece la pena apagar los sueños. Nunca.
Seguiremos pasando por aquí mientras sigas soñando...

28 agosto, 2007 17:39  
Blogger Valeria said...

Y por qué razón querrías dejar de soñar?
Yo, al contrario, necesitaría un interruptor para encender los sueños que al despertarme quedaron a medias... Aunque soñar lo hago mucho despierta, claro.

"El beso de la mujer araña" lo vi en teatro, en Madrid, hace tiempo. Un bonito recuerdo.
Me alegra tu vuelta, detective.

28 agosto, 2007 19:03  
Blogger Esther Hhhh said...

Soñar es una de las mejores cosas que tiene la vida Detective, sin duda... Fantasear, imaginar, dejarnos llevar por otros mundos maravillosos.. ¿por qué no?

Besitos

28 agosto, 2007 19:08  
Blogger Mari said...

o quizá sí
mírelos bien

28 agosto, 2007 19:40  
Blogger Churra said...

Hace mil años que leí "El beso de la mujer araña "...es uno de mis libros perdidos...esos que no recuperaria nunca si alguien como tu no me los trajera a la cabeza ( que visto lo visto no tengo para muchas vainas )
Un besazo .

28 agosto, 2007 19:59  
Blogger Arcángel Mirón said...

El beso de la mujer araña no lo leí aún.

Una lástima. Manuel Puig es un grande.

28 agosto, 2007 20:10  
Blogger Sintagma in Blue said...

...porque al final, sólo el caos es capaz de salvarnos.

28 agosto, 2007 22:32  
Blogger txe said...

para mi que has leido El Fuego Secreto de los Filosofos.
Por lo de Coleridge.

29 agosto, 2007 01:18  
Blogger el angel de las mil violetas said...

Me encantó..
BESOS!

29 agosto, 2007 05:45  
Blogger aprendiza de risas said...

Usas bien la sutileza para contarnos los libros que leiste en tus vacaciones a Galicia.
Me apunto en mi lista de "tengo que..." el beso de la mujer araña.

¡Ah! Y deberías dar las gracias por no encontrar nunca interruptores para apagar tus sueños. Es de las pocas cosas que nos quedan de forma gratuita y que nos hacen bien.

De todos los viajes y sobretodo de todas las personas que pasan por nuestra vida podemos extraer buenas enseñanzas. La finalidad de encontrarnos unos con otros no es más que esto, aprender. Aprender a ser mejor nosotros mismos.

Besetes,

29 agosto, 2007 10:19  
Blogger Pilar M Clares said...

Muy bonito. "El beso de la mujer araña "fue una lectura también deliciosa para mí, hace tiempo, lo tenía olvidado. También "Boquitas pintadas", pero Manuel Puig se me fue de las manos, como las tardes de tristeza.

29 agosto, 2007 18:24  
Anonymous Anónimo said...

Tu blog es una verdadera obra de arte. Estuve hablando de ti en el blog del crítico de blogs, porque el tuyo es uno de los mejores que he leído.

29 agosto, 2007 22:48  
Blogger Nosotras mismas said...

Viajar sin mover más que tus dedos pasando hojas, sin tener la menor intención de apagar el interruptor.

Saludos.

30 agosto, 2007 12:04  
Anonymous lula fortune said...

Lo malo de los interruptores es que a veces sólo nos dejan dejarlo todo en "pause" y al volver con la cabeza llena (o vacía) sin querer le damos y...todo vuelve a ser tremendamente normal.Hace tiempo que Puig está en los altares de mi biblioteca. Este verano logré entusiasmarme de nuevo con Ammaniti.Un día de estos tengo que hablar de él.¿Qué tal el viaje al otro lado del espejo en Michelena? Besos.Como siempre, eres parte del aire que respiro.

30 agosto, 2007 15:23  
Blogger eSadElBlOg said...

Detective creo que eres la persona con más amor a los libros y a las palabras que he "conocido" nunca.
Oyéndote hablar de los libros dan ganas de acariciarlos más que de leerlos.

31 agosto, 2007 21:37  
Anonymous calma said...

Querido detective... no te apagues nunca, tus destellos son lo mejor de esta blogosfera.

01 septiembre, 2007 01:55  
Blogger Paula said...

Sigo vivo, sigo en pie.

Es como un mantra

Yo me lo repito una y otra vez.

Sigo viva, sigo en pie.

Un abrazo, detective

01 septiembre, 2007 13:12  
Blogger Elena said...

No hay mezcla más mágica que la de viajes y libros. En cierto modo son lo mismo, ¿no? aventurarse lejos, fuera de uno mismo, tocar y sentir lo nuevo, lo diferente. Ser otro por un tiempo, a la vez que aprendemos mucho sobre nosotros mismos. Esa es el poder de los viajes y el de la lectura. Por eso amo viajar y leer.

Un abrazo

01 septiembre, 2007 21:32  
Blogger Tita said...

Hacía tiempo que no pasaba por aquí, llámalo dejadez, o mejor ignorancia, hay pocos sitios por estos lares que me aportan lo que tus palabras, tranquilidad y un poquito de felicidad.

Viajar y volver con tesoros en forma de letras que se unen para acunarnos en esta vida, tú sí que sabes.

besos enormes

02 septiembre, 2007 11:52  
Blogger Miriam Jaramillo said...

De visita en tu blog. Regresare a leerte. Con infinito respeto.

05 octubre, 2007 02:13  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.