jueves, 5 de julio de 2007

Tanto, aún no sé para qué

Necesito encontrar de una vez por todas el lubricante preciso para que algunas palabras dejen de chirriar en mi cabeza. Lo terrible de ellas son las ideas que transportan, como las furgonetas blindadas con tus miradas que lanzabas a destinos imprevisibles por las autopistas de mi alma. Sólo podía, finalmente, sentarme a verlas pasar.
Vivo en el sur de una isla donde los semáforos van en top less. La impudicia, mezclada con una acusada relajación de las costumbres, hace que todo lo que existe sobre el asfalto cobre una vida decidida a apropiarse del goce permanente de los sentidos. Miro absorto a todo lo que ocurre, pero comprenderás que me resulta difícil no guiñarle un ojo cuando finalmente se coloca en verde y me obligan a arrancar. Curiosamente, siempre logro sacarle los colores.
Y en medio de estas acrobacias vitales me preparo preguntas que sé que no voy a saber responder. Andamos inmersos en una preparación permanente de unas Oposiciones con un temario que nunca nadie llega a conocer en toda su amplitud, donde no encontramos preparadores y donde no hay tribunal que nos evalúe. Aún así, insistimos una y otra vez, asumiendo los zarpazos y desgarros como supuestos prácticos, lamiéndonos las heridas sin encontrar razones para que nos las infieran. Actuamos como respuesta a estímulos, y pocas veces como resultado de una reflexión mínimamente coherente. Algo así a cuando comemos pan y caen las migas en nuestro regazo. Nos quedamos absortos en la belleza de las migas, olvidándonos de lo que realmente las produce.
Prometí, aunque no lo sepas, comerte hasta no dejar ni las migas. Quizá esa sea de las pocas certezas que tengo en estos días en los que me falta levadura.
Oh, sí.

51 Comments:

Blogger bebita said...

Me encanta eso de "comerte hasta no dejar ni las migas". Y es lo que hay que hacer... Qué es eso de dejar algo en el plato? Un besito! ;)

05 julio, 2007 19:51  
Blogger Arcángel Mirón said...

Siempre es un placer venir por acá. Cuando veo que actualizaste, me alegro. Se de antemano que la voy a pasar bien.

05 julio, 2007 21:04  
Blogger AnA said...

Cierto. Actuamos respondiendo a estímulos.Pero la coherencia abre un espacio donde las palabras, ya lubricadas, desordenan las verdaderas intenciones ...
Besos
AA

05 julio, 2007 21:10  
Blogger MALEFICABOVARI said...

Así que andas opositando todavía??? No creés que elegiste la materia equivocada???? Estás dando vueltas sobre la misma piedra, varias, evocándola, buscándola dentro de ti, supongo para retenerla de alguna manera... Porque esto es una historia de desamor, no? O ya estoy paranoica y todo lo relaciono con lo mismo?
Oposita, sí, pero por y para ti. Y cierra libros viejos cuyos temarios quedaron obsoletos, ya te toca tener libros nuevos, y que estos te traigan revueltos de los buenos de entrañas.
Un beso fuerte, sí, yo tb oposito a una causa perdida, pero dejé los libros, pedí una beca espiritual, y ando en lo de recuperarme. Y voy con nota, niño... con notaza¡
Bsss

05 julio, 2007 22:21  
Blogger Esther Hhhh said...

Vaya... Iba a decirte algo, pero creo que maleficabovari ya lo dijo todo.

En cualquier caso siempre hay panes nuevos recién hechos, ¿no? O tal vez, después de todo, te comas hasta las migas... Pero sí, hay ciertas asignaturas en las que no hay forma de aprobar. Y no se tú, pero yo tengo cateado de por vida lo del Amor...

Besitossssss

05 julio, 2007 23:25  
Blogger Antwoneone said...

jajajaja, muy buena la elipsis "levadura de certeza!!!!)
miamigo no deje de relajarse en el gose
góselo
el gose no es 1 concepto tan insular como universal
las oposiciones si qe lo son (insularidades) en el inmenso continente davida
a veces es buena la frase
comeycalla (hastalasmigas)
y no dejes de venir (alosamigos)

06 julio, 2007 01:01  
Blogger peregrina said...

A las palabras viejas que se las lleve el viento,al igual que a los viejos amores....apostemos a lo nuevo, a lo mucho que falta por descubrir e inventar. y suscribo a maléfica jaja a quien voy a ver ya!

06 julio, 2007 03:16  
Blogger Princess of the sea said...

"prometí comerte hasta no dejar ni las migas"...esa frase me ha impactado

Quizás porque en el fondo nunca hemos dejado de ser animales (racionales sí, pero al fin y al cabo animales), nos dejamos guiar más por los estímulos, instintos, emociones (hay un vocabulario extenso sobre el tema)...las tragedias vienen cuando intentamos reprimir esas explosiones del sentir innato

un kiss

06 julio, 2007 08:07  
Blogger Gwynette said...

Hay una cosa que odio y son las migajas esparcidas, quita, quita !..por eso me parece muy bien que te la comas toda toda sin dejar una miguita.
Cariños de alcachofa

06 julio, 2007 10:07  
Blogger Ana Muñoz said...

señor detective, si se come usted a alguien lo acusarán de canivalismo!!

un beso

06 julio, 2007 11:39  
Blogger La estatua del jardín botánico said...

Si se te han caído las migas es que no te cabían en la boca. No se puede comer todo. No hay que comérselo todo. Te lo digo yo que hace una semana estuve en urgencias por indigestión. Retíralas con cariño y a por otro pedazo de pan.

06 julio, 2007 12:10  
Blogger la niña perdida said...

No dejó ni migajas, restos... se la comió enterita. Ahora la lleva muy dentro =)

Lates.

Tus palabras saldran. No las busques. No temas. Dale tiempo...

06 julio, 2007 13:00  
Blogger hera said...

hay un momento en que hay que replantearse las promesas.
"Comerte" sí pero d euna manera que ya no duela, que permita llebvar adentro y nutriendo aquello que afuera ha dolido.
un abrazo

06 julio, 2007 13:48  
Blogger Ciclopa said...

Mundo hecho de migas...

06 julio, 2007 15:28  
Blogger atikus said...

mm...conozco alguna que está para mojar pan...es que en verano parece que todo crece con o sin levadura ;)

06 julio, 2007 15:40  
Blogger Espía entre las sombras said...

Mmm.. yo sigo pensando que reprimís esos estímulos debido a tanta reflexión; y que sabés con certeza que encontraste "EL PAN" que puede darte la levadura que te hace falta, solo tenes que responder esas preguntas.
Y no olvides.......el que promete DEBE complir. Ja ja
besos y te felicito por tu post.

06 julio, 2007 16:21  
Blogger mel said...

Soy de esas que actúan respondiendo a estímulos sin pensar demasiado, pero hay veces en que pienso tanto que me quedo sin hacer nada. Y todavía no logro saber que es lo que determina que caiga en una o en otra, en fin...
Las palabras lubricadas solo hacen que no sea tan fuerte el impacto, pero en su esencia lastiman igual. Besos

06 julio, 2007 16:30  
Blogger annabellee said...

Precaliente de ideas su cabeza.Prepárese a recibir.Es necesario untar bien de aceite la bandeja para que no se pegue la masa.Consiga la levadura adecuada y échela en el cuenco profundo de su corazón,incorpore poco a poco el resto de ingredientes y trabaje la masa enérgicamente con sus propias manos.Pacientemente vaya dándole forma y muy importante, déjela reposar y dele calor.Cuando haya aumentado su volumen,métala al horno y a disfrutar de su pan recién hecho.
Esta deliciosa pieza se conservará tierna al menos una semana y puede repetir la receta las veces que haga falta...o va a seguir usted eligiendo pan para hoy y hambre pa'mañana?

06 julio, 2007 19:01  
Blogger MK said...

Lo de los semáforos ..siempre me he preguntado mientras espero porqué existe el ámbar para prevenirte de que se va a poner e rojo y no existe por ejemplo el violeta para avisarte de que te prepares , de que por fín va a ponerse en verde.

06 julio, 2007 20:16  
Blogger Atzavara said...

Opositar es de las pocas cosas que he hecho en esta vida de las que casi me arrepiento...

Besos varios...

06 julio, 2007 22:55  
Blogger Mari said...

mmmmmmmm

07 julio, 2007 03:02  
Blogger Lágrima del Guadiana said...

"asumiendo los zarpazos y desgarros como supuestos prácticos"

Cuánta fuerza destilas en el texto.

Lo he disfrutado muchísimo, acróbata...

Me sentí acompañada en la contemplación de la belleza de las cosas pequeñas y eso me hizo sonreír.

La próxima vez que me detenga ante un semáforo, me acordaré de ti. Y quizás no me importe que las respuestas se me queden en ambar, como siempre....

Un abrazo

07 julio, 2007 09:15  
Blogger Sintagma in Blue said...

Oh, sí.

07 julio, 2007 10:26  
Blogger yolareinaroja said...

Me encanta tu obsesión con las palabras.

07 julio, 2007 12:32  
Blogger Ártemis Sublime said...

Esto de querer leerte y no poder pasar seguido se transforma en una gula que no limito cuando llego y lo devoro todo!

Un abrazo!

07 julio, 2007 20:30  
Blogger Borrego said...

Necesito tu ayuda con algo.

07 julio, 2007 22:50  
Blogger Hugo said...

Lo que has escrito no es mentira, pero creo que debemos renovarnos y encarar las cosas de manera diferente, es decir, con un punto de vista algo mas positivo.
Un abrazo

08 julio, 2007 03:40  
Blogger Gris_oscuro said...

Si encuentras solucion a esos tipos de obsesion te agradecer muchisimo que me lo digas..estoy en algo similar..paciencia hermano de obsesion,
Gris

08 julio, 2007 15:12  
Blogger Elena said...

Has vuelto a embrujar mis sentidos con tus palabras. Para los que hemos pasado por el trauma de las oposiciones, has hecho una metáfora preciosa. Supongo que a lo largo de nuestra vida siempre nos encontraremos con temas nuevos para los que no estamos preparados, y lo peor es que nadie puede ayudarnos a hacerlo. Debemos defenderlos solos ante ese tribunal inexistente.

Un abrazo

08 julio, 2007 18:34  
Blogger LiLuh said...

Toda la razón, querido. Me encanta cómo lo escribes. Un beso.

08 julio, 2007 22:43  
Blogger Lena said...

¿Cómo se quedará alguien después de que se lo coman hasta las migas...? Me da cierta curiosidad....
Besos con dudas,
Lena.

08 julio, 2007 23:45  
Blogger Bambu said...

Tanta metáfora insinuante abre el apetito a cualquiera...

09 julio, 2007 12:30  
Blogger Duna said...

Si falta levadura la cosa está complicada, detective, bien lo sabes tú...

09 julio, 2007 14:33  
Blogger Adrià Urpí said...

Parece que eso de comerte las migas ha causado impresión jejeje.
Saludos. Adrià

09 julio, 2007 15:19  
Anonymous maría said...

Hola! No conocía tu blog; me ha gustado. Prometo volver.

09 julio, 2007 16:25  
Blogger ALOMA69 said...

Es que la parte animal domina, por mucho que creamos que está todo bajo control.

Saludos!!!

09 julio, 2007 19:02  
Blogger manuela said...

Bonito relato, ¡me gustó!

Saludos.

09 julio, 2007 21:05  
Blogger Sibyla said...

¡Eres muy listo!. Las migas son la parte más blandita del pan, y también la parte ínterior y la más recóndita.

Un abrazo.

09 julio, 2007 21:14  
Blogger Tita said...

Tú ves semáforos en top-less, yo veo semáforos en pantaloncitos cortos y torso desnudo, cierto, el sur es otro mundo.

09 julio, 2007 21:52  
Blogger Tita said...

Por cierto detective, se acercan días de Montaña Arena, dejo la península por un mes y me uno a nuestro océano

09 julio, 2007 21:54  
Anonymous Miriam G. said...

En un alarde de absoluta originalidad, hoy también te voy a dejar un trozo de una canción.

Llevo siglos siendo equilibrista
Aunque quise ser domador
Sangran en mí las heridas
De zarpazos que me dio tu amor


La canción completa aquí.

10 julio, 2007 08:15  
Blogger Batiscafo said...

hola señor metáfora!

10 julio, 2007 10:36  
Blogger Gubia said...

Buen provecho amigo detectivo. Un abrazo.

10 julio, 2007 15:48  
Blogger Esther Hhhh said...

hola detective:
Acabo de descubrir que andan plagiándome y voy a bloquear el blog. Me gustaría que pudieras seguir entrando, así que ¿podrías enviarme un email a paraules@ono.com? Así puedo enviarte un permiso.

Gracias y perdona las molestias

10 julio, 2007 15:51  
Anonymous La mujer justa said...

Vaya, vengo a devolverte la visita y mira qué me encuentro! Qué bonito. Me gustó la frase de comerte hasta no dejar ni las migas, ja ja ja. saludiños

10 julio, 2007 18:02  
Blogger Francisco Ortiz said...

Qué imagen ésa, la de las migas caídas.

10 julio, 2007 18:43  
Blogger churra said...

Ya sabes que las promesas hay que cumplirlas ....a menudo la gente al sacar la oposición se olvida de lo que prometio si la aprobaba .
Tu no, estoy segura .
Besos

10 julio, 2007 23:24  
Blogger Déjà vie said...

siempre un goce para el intelecto leerte. Tengo levadura en casa, quieres? :P

11 julio, 2007 11:56  
Blogger Race Point said...

Que acertada metáfora al usar "levadura". Pareciera que en la vida nos tropezamos con aquellos a-gentes que inician todo un proceso de elevación, para que luego de un zarpazo dejarnos planos de nuevo. Pero el poder de la levadura, es que con el tiempo vuelve levantar.
Un abrazo fuerte.

11 julio, 2007 20:53  
Blogger Javier López Clemente said...

Ojalá los aceites esenciales de la repisa de mi baño sirvieran para lubricar las más enfarragosas de mis frases. Entonces, todo cambiaría. Cambiaría el martillear del teclado por suaves masajes entre encomillados, intransitivas y puntos suspensivos... tan sugerentes... ente esos espacios en blanco fluiría el óleo como se esacapan las ideas entre las meninges aburridas de mi entendimiento.

Salu2 Córneos.

PD. Todavía recuerdo los semáforos en top less, aunque yo nunca me atreví a guiñarles el ojos, simplemente los acababa desnudando con la mirada y pese a la dieta del Ejercito Español.

13 julio, 2007 16:38  
Blogger Alnitak said...

Yo también me encuentro en esa preparación permanente, sin preparadores ni tribunal que nos evalúe. Y dándome cabezazos contra la pared.

14 julio, 2007 12:34  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.