domingo, 7 de enero de 2007

Tres días como tres conjugaciones

Sucedió como suelen ocurrir los hechos improbables, sin avisar su inicio ni proclamar su final. Aún hoy no he encontrado etiquetas para catalogarlo. Fue una historia sin código de barras.
Primer día. Acercar rostros. Husmear almas. Amarrar complicidades. Guiñar los corazones. Arrimar el hombro. Dosificar los pálpitos que nos cercan. Palpitar con las dosis de endorfinas que nos donábamos. Acumular manos que tocan. Potabilizar el líquido que bebíamos del otro. Posibilitar tuberías que lo llevaran. Fosilizar abrazos en granito. Rumiar necesidades comunes. Embotellar caricias al vacío para luego abrirlas en soledad. Reformar las habitaciones interiores que nos darían acogida. Transitar por las veredas que nos envolvían.
Segundo día. Retener su imagen al despeñarse en mi interior. Correr sobre su cuerpo una olímpica maratón. Pertenecer a la cofradía de los que alfombran su calle de flores. Perder el tiempo ganándolo en su espacio a una velocidad constante. Volver una y otra vez al laberinto de nuestros cuerpos. Tender la ropa que antes nos habíamos arrugado. Recomponer las piezas de bricolage con la que habíamos sustituido la piel. Merecer la absolución cada vez que actuábamos con poco decoro, siempre era en legítima defensa. Reconocer ritos iniciáticos ya olvidados cada vez que nos mirábamos.
Tercer día. Imprimir cada palabra que salía de sus labios. Dirigir una orquesta cuando estaba entre mis brazos. Transmitir teletipos cada vez que nos veíamos. Partir en un crucero al meternos en la bañera. Incidir en la correcta práctica del canibalismo. Expedir billetes de avión que nos obligaban a pasar por el espacio aéreo del otro. Coincidir en los rincones de la casa que se prestaban más facilmente al refugio.
Los puentes que tendimos entre ambos estaban sobre pilares de plastilina. Lo sabíamos de antemano, pero, aún así, no sé todavía a ciencia cierta si aquello fue cuestión de tres días, tres meses o tres años.
Creo que llegamos a fracturar las leyes de la física.

50 Comments:

Blogger nancicomansi said...

Es que cuando el DESEO está presente poco importan el tiempo y el espacio...hay "10 GLORIOSOS MINUTOS",que, en el saldo final, van a valer más que 10 años...seguro...

07 enero, 2007 14:55  
Blogger Isabel said...

"Cuando vivimos tanto que hay que pagar exceso
hay algo en el amor como una luz suicida,
tal vez es sólo eso,
y hay amores que duran algo menos que un beso,
y besos que han durado algo más que una vida".

(Luis rosales)

Un placer leerle,Sr.Detective,como siempre...

07 enero, 2007 16:38  
Blogger Sintagma in Blue said...

Normalmente los pilares de la física se quiebran más lentamente que los de la química...

07 enero, 2007 17:04  
Blogger ana martinez said...

Nada de conjugaciones. Os quedásteis en el infinitivo. Tal vez, si hubiéseis conjugado... estarías contándonos otra historia.

Muy bueno (y no soy furtiva aduladora)

07 enero, 2007 17:07  
Blogger Javier López Clemente said...

Conjugaciones para recorrer el Vía Crucis de La Pasión.

Salu2 Córneos.

07 enero, 2007 17:38  
Blogger VANESOLO said...

El cuarto día, como el creador, pero de deseo, descansó.

Vengo del blog de Pazzos y no he podido evitar pararme con detalle. Un placer.

07 enero, 2007 18:12  
Blogger Arcángel Mirón said...

Cada vez estoy más convencida: el tiempo no existe.

Ejemplo: cuando acá (Argentina) den las ocho de la noche de hoy, allá (en España) ya va a ser mañana.

Tres días, tres meses, tres años...
La única medida de tiempo válida (conjeturo) es la interna.

"No pienses ahora en el tiempo de agujas,
en el tiempo de pobres desesperaciones.
Ahora sólo existe el anhelo desnudo,
el sol que se desprende de sus nubes de llanto,
tu rostro que se interna noche adentro
hasta sólo ser voz y rumor de sonrisa..." (Mario Benedetti).

07 enero, 2007 18:48  
Blogger Candela said...

No duró nada o el todo, ¡que más da! lo importatnte es que sucedió ¿no?

Un saludo

07 enero, 2007 19:42  
Blogger Tamaruca said...

Ríete tú de la plastilina... dejé un cachito sin querer sobre mi alacena blanca hace más de un año y todavía sigue ahí la mancha on persistente tono violeta... hum!

Qué emocionante es quebrantar las leyes físicas ;)

07 enero, 2007 19:45  
Blogger Mari said...

como dice Lacan, el amar es inaprensible, no conoce de tiempo ni de lugar, ni siquiera conoce del otro, simplemente es, sincrónicamente es, las diacronías son frames no palmeables, sólo registran datos sueltos de experiencias legítimamente orgásmicas.

07 enero, 2007 20:52  
Blogger quantum said...

Y es que la emoción puede ser también cuántica, como la Física.
Si lo sabré yo.

07 enero, 2007 22:48  
Blogger Gwynette said...

El amor es disposición, conducta, actitud..y eso existíó.. que importa cuanto tiempo duró ! Horas, días, meses, años..

Cariños de alcachofa (si, la de los puntos suspensivos)

07 enero, 2007 23:01  
Blogger pazzos said...

Y es que no hay nada mejor que conjugar,
la física es un placer.

Siempre tergiverso las letras de las canciones y "Una décima de segundo" (la mejor canción de Antonio Vega) la canturreo así.

08 enero, 2007 01:01  
Blogger florecita said...

Romper las leyes a cada rato, tarea de unos cuantos... porque el universo está en movimiento, es elástico el tiempo... o dicho en dominicano básico: asigún el maco, la pedrá!

08 enero, 2007 01:07  
Blogger sweety said...

Hacía mucho q no leía algo tan bien escrito en blogs.
"De los buenos tiempos, siempre quiero más"_D. Torres.
Saludos

08 enero, 2007 02:31  
Blogger Ximena said...

Hay momentos en que las palabras no bastan para expresar los sentimientos, y aunque
ahora escribo mis dolencias y les cuente mis tormentos, penas y tambien los gratos
recuerdos de amor eso no seria suficiente para describir el delirio de mi corazon,
turbado por tantas sensaciones por tantas palabras sin sentido que apuñalan mis oidos y
merman mi corazon, tanto desden tanta confusion... es dificil, porque no me dejan amar,
porque con cada aliento siento que te alejas y cada minuto olvidas lo que sientes o
alguna vez sentiste, yo no puedo olvidar..

Ximena

08 enero, 2007 02:39  
Blogger Z... said...

se va des-andando de futuro a pasado. recién ahí el tiempo da la cara, y ya no tiene mucho a quienes mirar

08 enero, 2007 03:00  
Blogger Peggy said...

me ha encantado eso del canibalismo amatorio um , le linko

08 enero, 2007 10:50  
Blogger atikus said...

Sin avisar es la mejor manera de reconocer tu maestria en transmitir buen rollito...anda que yo soy malo eh!!!..:)

08 enero, 2007 11:14  
Blogger Para, creo que voy a vomitar said...

Cuando he leído lo de husmear las almas he imaginado (pq cuando te leo no paro de crear imágenes mentales maravillosas) a dos perros olisqueándose los bajos... Lo sé, he roto un poco el encanto, pero te aseguro que el resumen de esos tres días que has hecho(o tres meses o tres años) es sublime.

08 enero, 2007 12:29  
Blogger gonzalo said...

puro amor. pura belleza.

08 enero, 2007 12:30  
Blogger Hôichi said...

Están bien que de vez en cuando tengamos fuegos artificiales

saludos

08 enero, 2007 13:05  
Anonymous aloma69 said...

Preciosa historia de amor.

Un saludo!!!

08 enero, 2007 15:03  
Blogger Batiscafo said...

vaya, creo q te vas a grangear un montón de admiradoras...
q pasión y grandiosidad...jo, q maravillosa es la pasión
enhorabuena!

08 enero, 2007 15:04  
Blogger laonza said...

Una vez fracturadas esas leyes puede ocurrir cosas inexplicables, ceo que de ahí viene la magia ... o el vudú...o lo del enamoramiento...
muchos besos detective!

08 enero, 2007 15:28  
Blogger India Ning said...

Todo el cuerpo me dejaría escayolar si tres días fueran así.

08 enero, 2007 17:30  
Blogger NoSurrender said...

El tiempo está perdido y hay que buscarlo, como nos proponía Don Marcel. Carpe diem.

Interesante blog, que he encontrado por casualidad.

Un saludo.

08 enero, 2007 18:03  
Blogger andrés said...

el tres siempre fue mi número preferido. Por los trípticos, por las trilogías y porque rima con andrés. Para fracturar leyes, algo muy recomendable por aquello de lo policial, nada como querer (empezando por el otro y siguiendo por uno, por ejemplo). Querer romperlas o querer sin mas.

me gustó su post.

08 enero, 2007 19:15  
Blogger Valeria said...

No importa mucho cuanto duró, lo que sí parece es que dejó una huella indeleble...
Los pilares de plastilina, me resultan conocidos.

08 enero, 2007 20:22  
Blogger Persio said...

hay puentes que no se deben cruzar, o dejarlos caer en el olvido, puentes en fin, van y vienen como sus peatones...
saludos!

08 enero, 2007 21:20  
Blogger bebita said...

"Partir en un crucero al meternos en la bañera". Con esto se dice todo! Besitos!

08 enero, 2007 21:32  
Blogger Julia said...

Luego dicen que el amor no es bonito...dios!

Ójala pudiera yo tener esos tres dias o meses o años con aquel que roba mis sueños y me mantiene despierta noche tras noche pensando en perderme en sus cuerpo.

Bella historia.me cautivas cada vez que vengo Sñr.Detective!!

08 enero, 2007 22:24  
Blogger silversroadnottaken said...

DE LA FISICA Y LA QUIMICA... PUES TRES BESOS

08 enero, 2007 23:04  
Blogger hera said...

Da igual el tiempo...la secuencia...la pena es que los pilares no pudieran sostener tanta expedicion...
un abrazo

08 enero, 2007 23:49  
Blogger mandarina azul said...

Me has caído mal, detective amaestrado. Hoy pensaba acostarme antes y contenta, y aquí estoy, a las horas que son, despierta y muerta de envidia. No se le puede hacer esto a una desconocida. ¡Yo no te he hecho nada! Bueno, sí: te he dado buena parte de mi noche leyéndote y tú me lo pagas dándome el día. Maldigo ahora a la casualidad que me hizo aterrizar en tu blog. Y dentro de unas horas (pocas, muy pocas), cuando maldiga mis ojeras, maldeciré este blog y también te maldeciré a ti. En venganza pienso seguir visitándote, con un poco de suerte puede que llegue a odiaros a los dos. ¡Temblad, malditos!

09 enero, 2007 04:41  
Blogger Liter-3 said...

¿Existe el tiempo? ¿Existe el espacio? ¿O solamente existe un tiempo en un espacio: el nuestro?

Saludos

09 enero, 2007 09:14  
Blogger desconvencida said...

Siempre lo consigues, detective... me dejas sin palabras... Es la tercera vez que entro a leer este texto y no sé qué decir. Sólo que me gusta mucho :).

09 enero, 2007 11:12  
Blogger nachingerZ said...

Cuarto día. Despertar


(despechado live in concert)

09 enero, 2007 12:46  
Blogger Aiala Ruiz de Alegría said...

Tras tres tris y en un abrir y cerrar todo se va al traste al abrir los ojos.
Mientras el perro se aleja columpiándose en islas de plastilina, lo importante es que quede el lametazo en la cara.
Me ha encantado, un saludo

09 enero, 2007 13:25  
Anonymous Rasha said...

Qué preciosa historia, quizás por eso no tuvieras noción del tiempo

09 enero, 2007 14:05  
Anonymous Gemma said...

Bonita cronología sentimental; no es la mía ni la de nadie más, pero creo que cualquiera podría encontrarse en muchas de esas efemérides íntimas y colectivas. Y compartidas.
El tiempo puede pasar muy deprisa cuando está hecho a base de metáforas para dos, y lo bueno de las historias sin código de barras es que aunque terminan, vuelven a empezar en un primer día que, como si no tuviera memoria, se parerce mucho a un primer día. ¡Hay cosas que no cambian!!
.... como tu enorme talento para dejarme boquiabierta siempre que paseo por aquí... y paseo mucho.
Delicioso, igual que siempre...,pero un poquito más.

Por cierto detective, ¿tú no tienes nombre?

09 enero, 2007 17:31  
Blogger pApArulAs said...

uauuuuuuuuuuu !!! lindo paseo por el interior de lo sensacional : pura sensación !!!

como de costumbre, me dejas sin palabras ( cosa difícil, pero a veces ocurre )...

no sé ( no me incumbe tampoco ) si es literatura o realidad, pero si es fantasía, te deseo,a la "n" potencia, que la puedas vivir con la intensidad con que la escribiste ...

saludos frescos desde la Sierra Madrileña, Esperanza P.

09 enero, 2007 17:37  
Blogger Trapi said...

Señor detective, ha estado usted sublime.

Un placer auténtico

09 enero, 2007 19:19  
Blogger Paula said...

Me pasa como a Desconvencida...

ni sé cuántas veces he leído esta entrada. Vengo y te leo. Me quedo en silencio. Creo que no me he enterado bien. Me voy. Vuelvo. Te releo. Una, dos veces más. Te disfruto, pero creo que no lo suficiente. Me voy. Vuelvo. Busco entre las palabras, entre las frases, entre los habitantes de las líneas, por si puedo conocer, comprender, aprender... algo de ti. Aún es poco. Me voy. Vuelvo. Has vuelto a publicar. Y siento que ya está bien, que es necesario agradecerte, un día más, el deleite que siento al abrirme paso entre tus letras.

"Potabilizar el líquido que bebíamos del otro. Posibilitar tuberías que lo llevaran"

Y los sueños, de pronto, vuelven a estar habitados

Un abrazo de encrucijada, detective

10 enero, 2007 00:32  
Blogger Emily said...

Cierto es que podemos vivir tres días tan intensos que parecen años, y años tan dormidos que no sabes donde se quedaron...La cuestión es vivir, y eso incluye no desgranar con tanto detalle cada sentimiento... Tu fuerza interior y creativa es impresionante.Me he quedado hipnotizada con tus palabras...

11 enero, 2007 06:52  
Blogger koolauleproso said...

Genial definición del AMOR,en apenas un folio. Porque al fin y al cabo el amor es sólo una sucesión de infinitivos. Brillante, detective

12 enero, 2007 19:31  
Blogger Gwynette said...

Jurl, detective..eres más popular que La Moños! -como dicen en mi tierra-

Saludos de alcachofa

13 enero, 2007 03:09  
Blogger cavm said...

El tres ha sido siempre un número especial. Es edípico. La trinidad. Preparen... apunten..
La tercera es la vencida.
A la una, a las dos y a las...
Habría que revisar, no?

13 enero, 2007 09:07  
Blogger Francisco Ortiz said...

A veces pienso, leyéndote, que esto publicado sería la releche. Yo compraría el libro, no lo dudes. Tu creatividad es abrumadora.

17 enero, 2007 16:59  
Blogger memento said...

Querido Detective: si usted todavía disfruta con las sorpresas (agradables) le ruego que me escriba un correo electrónico a trotaderas@yahoo.es dándome sus señas postales con el fin de poder hacerle llegar un modesto regalo con motivo de su cumpleaños. En cualquier caso, muchas felicidades. Un cordial saludo, D.

20 enero, 2007 15:49  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.