domingo, 21 de enero de 2007

Sabotaje

Subí en un caballo y recorrí estepas heladas.
Conduje un automóvil aventurándome por las noches en solitarias carreteras.
Sobrevolé escarpadas cadenas montañosas en un avión bimotor.
Me balanceé sobre las olas en un barco que soñaba con convertirse en un abandonado pecio.
Invertí horas en desplazamientos infinitos a bordo de un desvencijado autocar.
Recorrí kilómetros férricos en un inmenso tren que parecía no tener locomotora.
Un tranvía de última generación escuchó mis argumentos mientras me enseñaba cómo se deslizaba sobre lo que parecía césped.
Bajé hasta lo que parecía el fondo de mi alma para coger el Metro que me llevaría a no sabía dónde.
Un viejo trolebús supo moverme eficazmente desde un allí hasta otro allá.
Ví como se rendía la montaña cuando el funicular en el que me había montado volvió, una vez más, a ganarle el pulso que le echaba cotidianamente.
Intenté llegar hasta ti caminando. Imposible.
Los desprendimientos en tus dominios habían bloqueado los accesos.
Quise echarle la culpa a alguna acción de sabotaje perpetrada por otros. Me recorrió un ligero escalofrío cuando pensé que podías estar involucrada en la colocación del explosivo.

51 Comments:

Anonymous sara said...

Quién sabe si estuvo involucrada...

Me encantó el metro dentro, dentro de ti... ése es un trayecto de muy largo recorrido.

Gracias por tu visita, detective. ¿Me dejas añadirte a mis links para seguir leyéndote?

21 enero, 2007 14:36  
Blogger atikus said...

Seguro que tu nick no es Willy Fog??

21 enero, 2007 14:57  
Blogger Ártemis Sublime said...

Estos escritos son de muy alta calidad, disfrutables al máximo!
Estos días de ausencia influyen en los comentarios pero te digo que no me pierdo ninguno de tus relatos, me parecen fascinantes!

Un abrazo!

21 enero, 2007 15:21  
Blogger Persio said...

le ganaste el pulso a la montaña, a la aventura tradicional del esfuerzo humano y literario.
Saludos!

21 enero, 2007 15:41  
Blogger Valeria said...

Cuando los obstáculos son insalvables, el esfuerzo cobra valor.
Un beso, detective

21 enero, 2007 16:11  
Blogger Gwynette said...

Que no me enteré yo que ella estuvo involucrada...!!!

Cariños de alcachofa

21 enero, 2007 16:22  
Blogger mandarina azul said...

Si te cercioras de que no tuvo nada que ver con la colocación del explosivo, súbete a una vagoneta y por un túnel subterráneo llega hasta tu princesa para rescatarla.

21 enero, 2007 16:36  
Blogger India Ning said...

Cuando uno se convierte en inaccesible por propia voluntad... ¿vale la pena intentar llegar a él por todos los medios?

21 enero, 2007 16:50  
Blogger Tamaruca said...

Es duro asumirlo pero creo que todos somos un pelín cómplices de nuestros desprendimientos... en mayor o menor grado siempre algo hemos tenido que ver...

Ains...

21 enero, 2007 16:53  
Blogger evita said...

Nadie pone pruebas tan difíciles de superar por qué si. Quizá sean pensadas para no ser superadas.

Con tu peripecia me has recordado a Indiana Jones, así que sería conveniente que superases las siguientes pruebas:

-Sólo el penitente pasará.
-Él que siga el camino de Dios.
-El salto de fe.

Pero me temo, querido Detective, que flojearas en la última.

Mil besos

21 enero, 2007 17:47  
Blogger LE MOSQUITO said...

Antes de pensar en si ella estuvo implicada en el sabotaje, quizás habría que comprobar si el sabotaje no ha sido perpetrado por Susceptibilidad. Susceptibilidad es una experta en esto de los explosivos, pero como no sale de casa, siempre los pone en el mismo sitio.

21 enero, 2007 18:25  
Blogger Arcángel Mirón said...

Amo el poder de síntesis, y escribir "Intenté llegar hasta ti caminando. Imposible." es genial.

21 enero, 2007 18:52  
Blogger kamala said...

Y yo que siempre tuve complejo de Mahoma (o de la montaña, que no recuerdo cuál era)... Es decir, nunca intenté llegar hasta nadie; siempre me limité a esperar que alguien viniera. Así que nunca tuve el escalofrío del sabotaje. Siempre el de que no quisieran venir.

No sé si es mejor o peor. Sobre todo cuando el resultado es la no-llegada.

21 enero, 2007 21:10  
Blogger nancicomansi said...

Me pongo al "lado" de Mia...¿sabes que en "eso" de la pareja hay un sindrome llamado de "tom y Jerry? en plata: Del gato y el ratón; cuamdo más persigue el primero al ratón, más hace este último por escabullirse...no se...

21 enero, 2007 21:24  
Blogger nadaquedemostrar said...

...independientemente de si ella puso o no el explosivo...hiciste hasta lo imposible por llegar.
Por esa parte puedes dormir tranquilo.

Beso.

21 enero, 2007 22:11  
Blogger CaZaDoRa De SueÑoS said...

que envidia...cuanto viaje

21 enero, 2007 22:47  
Anonymous Anónimo said...

No hacía falta explosivos... los pilares eran de plastilina...

21 enero, 2007 23:44  
Blogger sweety said...

Como siempre, un placer leerte...paisano?

22 enero, 2007 03:23  
Blogger maestra en prácticas said...

cuando levantamos un muro a nuestro alrededor, si no ponemos un poquito de nuestra parte, es imposible que nadie pueda penetrarlo, ni siquiera escalarlo...

¿un sabotaje? en toda regla, sin lugar a dudas...pero , ¿de quién?...muchas veces la intuición es buena consejera...

saludos y sigue escribiendo así, porque disfruto mucho

22 enero, 2007 09:47  
Blogger Sintagma in Blue said...

Trayectos a la nada, porque nada hay ya.

(biquiños)

22 enero, 2007 10:03  
Blogger Para, creo que voy a vomitar said...

Pues seguramente sí tuvo que ver en ello..., pero hay tantos caminos, mi querido detective!

22 enero, 2007 10:59  
Blogger el santo job said...

los viajes son viajes en sí, no porque llegues o no al final. He ahí la gracia, quizás te hays saboteado tú a ti mismo
Saludos!

22 enero, 2007 11:00  
Blogger Mari said...

autosabotaje
¿es tan difícil uor del autoboicot?
¿por qué nos negamos a hacer el amor con la felicidad?

¿Existen los orgasmos perpetuos?

22 enero, 2007 12:53  
Blogger Gubia said...

Un poco de vértigo si que produce tanto ir y venir pero si al final todo salta por los aires la culpa desde luego no fue tuya.
Seguro que hay otras rutas alternativas sin ese final.

22 enero, 2007 15:32  
Blogger Hôichi said...

A veces poner bombas es bueno, sobre todo con el pésimo transporte público que hay en algunas ciudades.

saludos

22 enero, 2007 16:02  
Blogger NoSurrender said...

Algunos modelos de mujer vienen con un mecanismo de serie que les protege de hombres como nosotros, detective. Pueden provocar desprendimientos, sí. Aunque es más avanzado el modelo que descarga quejas perfectamente fundamentadas y hoymeduelelacabezas de gran versatilidad y compatibilidad.

22 enero, 2007 16:23  
Blogger Candela said...

Aunque no te deje nada escrito, he estado.

Recorrer cualquier distancia por llegar ¿sabes si querías llegar?

Con cariño

22 enero, 2007 17:46  
Blogger Pinzón Azul said...

Cuántas veces habré sentido algo parecido, aunque lo exprese con otras palabras...

22 enero, 2007 17:47  
Blogger OneJordan23 said...

Me transportaste a una pelicula de aventuras. Estupendo, como siempre.

22 enero, 2007 17:59  
Anonymous emmab said...

cuidado, querido, cualquier día le pulverizan con el polonio 210

22 enero, 2007 19:19  
Blogger Camilo de Ory said...

No diga usted que sospecha que la chica tiene algo que ver con la colocación de los explosivos, que cualquier día los implican los dos en las tramas supersecretas de la muerte de las bombas y de las elecciones.

Escuche mi consejo y limítese a acusarla de frívola y coqueta, que es lo que hace todo el mundo.

22 enero, 2007 19:24  
Anonymous Anónimo said...

No sé yo , si estuviera en su lugar y la chica le dio por el sabotaje cogería una nave espacial y me perdería a la velocidad de la luz, de todas maneras ella se lo pierde...y puede quedar atrapada entre sus propias piedras..
laonza

22 enero, 2007 20:14  
Blogger Sonia Marcus Gaia said...

como en "mi novia es una terrorista" de albert plá. escuché hace unos meses la versión original. ¡terrorífica!

abrazos,
s.

23 enero, 2007 00:56  
Blogger andrés said...

manos manchadas de pólvora, un mechero en una de ellas y una mecha en la otra. ¿qué será lo que ciega?

23 enero, 2007 09:00  
Blogger Princesa said...

Perdona, había cerrado el blog un tiempo.

Como siempre, me gusta muchísimo leerte, pero toda rutina, requiere ser rota para volverle a coger el gusto.

Besos

23 enero, 2007 12:28  
Blogger Mikaelina said...

Llegó demasiado tarde, tal vez si hubiera llegado a tiempo hubiera podido evitarlo, lo siento.

Pero las carreteras se limpian, los accesos se reconstruyen, a veces, incluso, aparecen grietas y túneles secretos que nos conducen. Manténgase cerca, no abandone el cerco, no asedie, vigile.

23 enero, 2007 14:10  
Blogger Liter-3 said...

Que dificil acceder a alguien que está tan cerca!
Pero en la misma medida que tenemos noticia de la dificultad, sabemos de la no idoneidad... resulta muy sospechoso que las cosas se pongan demasiado dificiles!

23 enero, 2007 14:40  
Blogger nosue said...

y todos esos kilómetros... ¿por amor o por otro fin??

por cierto detective... amaestrado ¿para qué??

23 enero, 2007 16:21  
Blogger Liliana C. said...

Detective... esta vez no se me ocurre nada para postearte... qué estrés, señor! Parecen las vicisitudes de un soldado perdido.

23 enero, 2007 16:28  
Blogger Paula said...

Parece mentira, sí, que después de tantas batallas juntos, al final ganen las sospechas, y los sabotajes. Parece mentira que tras tanto intento por conocer al que tenemos delante, llegue un momento en que parezca un desconocido

Parece mentira, sí, pero la vida sigue


Y volverán otras batallas. Yo al menos, así lo espero

Un abrazo

23 enero, 2007 16:37  
Blogger bebita said...

Te faltó probar con una moto... Genial, como siempre. Besitos!!

23 enero, 2007 18:43  
Blogger Isabel said...

Cuando la amistad entra por la puerta,la amistad sale por la ventana.Cierre bien las puertas,Sr. Detective.

23 enero, 2007 20:40  
Blogger Isabel said...

Perdón,rectifico lo anterior:"cuando la desconfianza entra por la puerta,la amistad sale por la ventana",quise decir.

23 enero, 2007 20:43  
Blogger Julia said...

Sñr. Detective, no sera porque no lo intentó! Si ella tuvo algo que ver en los explosivos no vale la pena seguir utilizando tantas artimañas para llegar...
Con lo buen detective que es seguro adivinara el causante del sabotaje. Espero por su salud que no sea ella!

Besos!

23 enero, 2007 23:54  
Blogger Javier López Clemente said...

... y yo que andaba preocupado por le último anuncio de coches

http://www.youtube.com/watch?v=Cc_W1YTS6eU

;-)

Salu2 Córneos

24 enero, 2007 12:30  
Blogger Batiscafo said...

hay cosas inalcanzables en la vida

24 enero, 2007 14:12  
Blogger quantum said...

Hice un viaje cuántico y llego, por fin, a tu historia, en último, o quizá penúltimo, lugar. Pero vine. Vengo.

24 enero, 2007 16:32  
Blogger marta marmota said...

Vaya viaje!

26 enero, 2007 15:27  
Blogger Emily said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

02 febrero, 2007 05:01  
Blogger Emily said...

A veces, con la palabra adecuada se abren las puertas. Lo simple suele llegar más lejos que las grandes hazañas...¡Besos!

02 febrero, 2007 05:04  
Blogger Antonio José said...

Menudo viaje!!! Cómo siempre grande.

Como puedes hacer lo que haces con cualquier cosa? Me parece genial.

04 febrero, 2007 18:35  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.