jueves, 9 de noviembre de 2006

Becoming a papafrita

Diga lo que diga el Tesoro lexicográfico del español de Canarias. editado por la RAE, un papafrita es, para nosotros, un Don nadie, un memo, un botarate.
Esta película que imagino ahora , Becoming a papafrita, con ese título tan a lo Sofía Coppola, puede escenificar perfectamente la sensación que me abate en ocasiones. Ese sentirme que estoy haciendo el tonto, que estoy creyéndome las cosas más allá de lo que debería hacerlo. La absurda sensación de estar fuera de cuadro. Algo así como lo que debe sentir el trapecista que se lanza al vacío, después de haber ensayado la maniobra cientos de veces, y descubre que las manos que debían estar ahí para cogerlo no están.
Es estar en la cubierta del barco y de pronto escuchar "¡Hombre al agua!" y empezar a sentirte húmedo. ¿Que demonios haces allí? ¿Resbalaste?¿Te empujaron?. Da igual, tú estás abajo y otros arriba. Ellos no lo entienden, pero no importa. Tú tampoco y eres tú el que está hundiéndose. No importan las razones. Importan las realidades. A un experto en poesía china del Siglo XII le sirve su erudición de muy poco segundos antes de que le corten la cabeza en una ejecución pública.
En estas ocasiones, las palabras no suelen servir de mucho, parece que en lugar de venir en nuestra ayuda, de actuar como eficaces chalecos salvavidas, están cargadas de plomo. Yunques atados a nuestras piernas en el puente de San Francisco, mientras un mafioso intenta realizar eficazmente su parte del trabajo.
Daría hoy la mitad de mi reino, que no es ninguno, por esperar sentado en el vestíbulo de un hotel al lado del mar. Volver a ver tus ojos tintineando de alegría. Esperar a que me arrancaras del casting de Becoming a papafrita porque no, definitivamente no me ves en el papel protagonista. Ni siquiera como secundario de lujo.

31 Comments:

Anonymous Anónimo said...

"Esperar a que me arrancaras del casting de Becoming a papafrita porque no, definitivamente no me ves en el papel protagonista. Ni siquiera como secundario de lujo."

Cuántas veces he esperado que me arrancaran de una situación en la que sé a ciencia cierta que no debiera estar. Aunque fuera para saber que hay alguien que... también lo sabe.

09 noviembre, 2006 21:37  
Blogger nancicomansi said...

Levantate de un salto y corre a sus brazos...no esperes a que lo haga ella...quizás piense lo mismo que tú, y entre los dos "la casa sin barrer"...estréchala fuertemente, déjala sin aliento...verás como sus ojos tintinean de alegría...

09 noviembre, 2006 21:56  
Blogger Olvido said...

o...al menos 'un cameo';-)

Buenas noches

09 noviembre, 2006 23:04  
Blogger pazzos said...

¿Dónde se vió un detective en un papel secundario? Prota forever.

09 noviembre, 2006 23:46  
Anonymous Anónimo said...

Sus ojos tintinearan belgamente, japonesamente, detectivamente...

09 noviembre, 2006 23:46  
Blogger txe said...

papafrita, mola, jeje

i wanna be a papafrita

aunque hoy en día las llaman freedom fries

09 noviembre, 2006 23:46  
Blogger eli bennet said...

Si te es de consuelo, yo estoy protagonizando "Becoming a papa frita" hace un tiempo. Asi que ese puesto está cubierto. Es un trabajo duro, voy a sincerarme. Estoy de acuerdo con Nancicomansi, que hablando se entiende la gente y lo tuyo son las palabras ,no? Corré y partile la boca de un beso. En mí funciona....

10 noviembre, 2006 01:08  
Anonymous Anónimo said...

después de leer esto tengo dos cosas por ciertas:

1) yo estaría a un lado tuyo en ese hotel con mar, contendiendo para el casting.

2)Un detective amaestrado puede también bien ser un poeta en negación o un payasito serio.

Pd: Me preguntaron "¿Qué te pasa?" cuando suspiré luego de leerte.
- Hoy soy oficialmente una papafrita, repondí.

Gracias por el consejo, el vérigo si es llamativo y asomarse (creo ahora) es una buena manera de papafritear.

saludos

10 noviembre, 2006 02:48  
Blogger Sofia said...

¿Sabes que es lo que mas me gusta de tu forma de escribir? La forma en que das a entender una emocion, un sentimiento, como en este texto, la sensacion del trapecista me lleva inmedatamente a esa, esa precisa sensacion, el hecho de viajar a ese escenario a hacer ese personaje tuyo yo misma, que agradable¡¡¡¡

10 noviembre, 2006 03:28  
Blogger Sonia Marcus Gaia said...

un papafrita es, para nosotros, una papa grasienta y frita, un memo, un memorando de algún burócrata de turno y un botarate, un despilfarrador. Entendiéndonos así, llevamos la de perder, porque lo nuestro es literal, la RAE por la misma onda. Lo suyo, sin embargo, es otra cosa. Es otra lengua. Otra película. Otro sintagma. Es otra pesquisa. Continuará...

saludos desde su herencia caribeña,
sonia

10 noviembre, 2006 07:48  
Blogger Sintagma in blue said...

Compartir la mitad de nada, la mitad de todo, la mitad de uno mismo, la mitad de lo que uno ya no va a volver a ser jamás.

10 noviembre, 2006 08:39  
Blogger Luzbel Guerrero said...

¡Grande papafrita!, es Ud. muy bueno, y sus comentaristas no le van a la zaga. Volveré,...no, no tema, a leer, sólo a leer (luego veré si le ofrezco un pactito) Buenos días.

10 noviembre, 2006 08:55  
Blogger India Ning said...

Ay la sensación de ser un botarate! Qué cara te deja el estar fuera del Jardín de las delicias, empapado, sin red y en la esquina superior, aquella tan lejana, del encuadre de la cámara.

10 noviembre, 2006 09:05  
Blogger Lost in Translation said...

ojala a mi tb me vinieran a rescatar...no se en que castig me metí yo, no se ni siquiera si soy digna de ningun casting, pero el deseo de desear ser salvada está ahí y las predicciones me dicen que no va haber ninguna heroicidad y ninguna señal de que esto cambie. Lloro.

10 noviembre, 2006 09:54  
Blogger Princesa said...

Así, pendiente de casting nos encontramos todos.

Con que alguien nos eliga de tanto en cuanto...aunque sea para un corto. Pero que sea intenso, ¡por Dios!

Da igual, si luego hay decepción. La emoción del rodaje no nos la quitará nadie

10 noviembre, 2006 10:09  
Blogger silversroadnottaken said...

hostias que bueno... me encanta sofia coppola en lost in translation y las virgenes suicidas,, me recuerda a isabel coixet.. muy buen post detective.. genial en lo que mi me toca.. me encanta el mestizaje de lenguas

10 noviembre, 2006 10:50  
Anonymous Anónimo said...

Gracias por identificar esa sensación que tengo tan amenudo (y con lo que a mi me gustan las patatas fritas !) :D

10 noviembre, 2006 11:43  
Blogger maestra en prácticas said...

el casting de mi vida es ir siempre a la zaga de algo, a la busca de algo incorpóreo, a la búsqueda de una sensación, de un sentir...pero para nada me siento una papafrita...estoy como suelo denominarlo yo, un estado onírico indefinido...indefinido hasta que alguien tenga el valor o la fuerza suficiente de despertarme

P.D: me ha gustado mucho tu post, sigue así

10 noviembre, 2006 16:31  
Blogger jc said...

Un día me contarás, espero que sea en la terraza de un bar frente al océano, frente a tu océano, cuál es el secreto de esa fuente inagotable de palabras que llevas dentro. Sé que no habrá respuesta, pero será agradable divagar. Yo diré, por ejemplo, que a ratos tus textos me recuerdan a Fresán y quizá tú protestarás vagamente, casi por educación. Respecto a la despedida, no es un adiós a las letras, hoy por hoy imposible, sino a mi blog. Tengo en mente proyectos que me exigen tiempo y ganas. Hago lo que puedo. Volveremos a nuestro antiguo método de comunicación. Quizá seamos las dos últimas personas que se escriben cartas con regularidad por el simple placer de cerrar el sobre y pegar el sello. Algo así como Sensini y Belano. Un abrazo, amigo.

10 noviembre, 2006 17:43  
Blogger Francisco Ortiz said...

Parece un texto escrito a medias con el gran Woody Allen. Lo cual es un elegio, no te quepa duda.

10 noviembre, 2006 17:59  
Blogger Valeria said...

Si piensas esperar en el vestíbulo de un hotel al lado del mar... le habrás avisado que teneis una cita, no?

Buena suerte!
Un beso, detective

10 noviembre, 2006 18:07  
Blogger Rafael Arjona said...

Si la dirige Sofia Coppola, creo que Bill Murray bordaría el papel de papafrita.

10 noviembre, 2006 19:00  
Blogger ene said...

si leo papafrita no puedo evitar pensar en mi adorada Mafalda,jeje....sos un papafrita.

10 noviembre, 2006 19:08  
Anonymous Anónimo said...

Qeurido D.A:
Entonces además de ser un poeta disfrazado eres
también un fino bailarín que toma a las mujeres con la fuerza necesaria para deshacerla en sus brazos en una gasolineria fantasma??
La noche que quieras pasa por mi.
Tengo la gasolineria perfecta para bailar y bailar toda la noche.
besos.

10 noviembre, 2006 22:58  
Blogger perdidaentrelibros said...

Eso del síndrome del papafrita me suena. Me ha pasado a veces, y la verdad es que no es agradable. No le deseo ese papel a nadie. Ni aunque la peli la dirigiera la misma Sofía Coppola (que por cierto me encanta).
Otra vez has vuelto a hacer magia con tus palabras. Coincido con Francisco Ortiz en lo de que te das un aire al genial Woody Allen... Él sería el perfecto candidato al papel protagonista en "Becoming a papafrita", ¿no te parece? Ya me lo estoy imaginando :-)
Un saludo.

10 noviembre, 2006 23:08  
Blogger Princesa said...

elija, elija, elija... ¡Qué lapsus!

11 noviembre, 2006 11:20  
Blogger Tamaruca said...

Dices:

"Daría hoy la mitad de mi reino, que no es ninguno, por esperar sentado en el vestíbulo de un hotel al lado del mar. Volver a ver tus ojos tintineando de alegría. Esperar a que me arrancaras del casting de Becoming a papafrita (...)"

Y yo me pregunto... ¿por qué este extraño anhelo que tenemos todos de que alguien nos arranque, nos saque del camino que parece que nos ha tocado? ¿De verdad es tan difícil desviarse uno sólo?

Besitos de una papafrita inconformista

11 noviembre, 2006 18:37  
Blogger gaia56 said...

Impresionante tu última frase...
entiendo ese momento que escribes "...volver a ver tus ojos tintineantes de alegría", pero la vida no vuelve atrás, tiene esa mala costumbre.

11 noviembre, 2006 20:14  
Blogger Manuel said...

Un día, deberíamos hablar tú y yo.

12 noviembre, 2006 00:14  
Blogger atikus said...

Puedes decir que eres hijo secreto de Jack Palance, para trabajar como actor secundario, estará de actualidad...

12 noviembre, 2006 12:18  
Blogger Paula said...

Esperando un rescate a la orilla del mar...


Demasiado familiar

Un abrazo

12 noviembre, 2006 12:46  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.