miércoles, 18 de octubre de 2006

Andanzas de un detective venido a menos

Durante algún tiempo, la única compañía que tuve en mi vida fue la Compañía de la Electricidad. Realmente conseguía tenerme siempre expectante, pero nunca me gustó el hecho de saber que aquello era pagando. Un par de requerimientos notariales después, terminaron cortándomela. La luz.
Me enfrasqué en nuevas andanzas que mantuvieran mi cabeza ocupada, algo tan difícil de hacer como jugar una partida de Monopoly con dados redondos. La idea de abrir una agencia no tuvo nada de arriesgado, todo el mundo necesita un detective al menos una vez en su vida. Quien diga que no, será investigado, ténganlo claro.
Los primeros casos no tardaron en aparecer. Clientes extraños, encargos surrealistas poblaban aquellos días. Una mujer me contrató un día para descubrir por qué su marido no la engañaba, estaba francamente desilusionada. Lo más que le descubrí a aquel impresentable fue una amante de dos dimensiones, pinchada en el fondo de su escritorio. No me extraña que su mujer decidiera darle el pasaporte después de descubrir un cerebro tan plano. La única parte del tópico que no se cumplió fue que la vampiresa sedujera al detective.
Nunca he conseguido armonizar el amor y el trabajo, siempre han terminado despidiéndome antes. Procuro llevar siempre un revólver cerca, guardado en el bolsillo. Nunca sé en que esquina puedo necesitarlo, o en que baile agarrado. Mi licencia profesional es tan falsa como mi vocación. He sentido más miedo al enfrentarme a algunos ojos de mujer que a los de ciertos hampones, y creo que estoy en busca y captura en un par de estados. Algunos padres con escopeta adosada se hallan en la misma circustancia con respecto a mi. En mi honor se han creado varias clubes sociales, casi todos ellos con la vocación unánime de reinstaurar la pena capital.
Tan solo aspiro a poder retirarme algún día con un mínimo de comodidad. Ofrecerle a alguien mi disponibilidad a ejercer de Servicio de Habitaciones en su vida veinticuatro horas al día, y esperar a que esté tan despistada como para que diga que sí. Demostrarme que la felicidad no es patrimonio exclusivo de los otros, como más de una vez he llegado a sospechar.
Abrir la nevera y ver que siempre está llena. Ver que la luz que emana de ella ya no la proporciona la Compañía de la Electricidad, sino ella, la que me contrató.

17 Comments:

Anonymous soleil said...

excelente articulo

18 octubre, 2006 19:39  
Blogger jc said...

Amigo, debiste ser menos modesto cuando te pregunté sobre tu escritura.
Hay mucho talento en tus palabras...

18 octubre, 2006 22:09  
Anonymous Anónimo said...

Te pilló, me pillaste...

18 octubre, 2006 23:47  
Blogger Sofia said...

¿eres detective o eres escritor? y lo de amaestrado ah que viene????

19 octubre, 2006 02:34  
Blogger nancicomansi said...

Otra vez me dejas sin palabras...me encantan tus analogías y metáforas, son ya marca de la casa, creo que podría reconocer un texto tuyo entre mil. Creo que esto es bueno, ¿no?. ¡Saludos matinales!

19 octubre, 2006 08:43  
Blogger Maui said...

¡Muy buena historia!

Me parece que a partir de ahora te leeré a menudo. :)

19 octubre, 2006 09:28  
Blogger silversroadnottaken said...

pues yo detective prefiero la luz de las candelas y luz casal, la luz de las luciernagas.. y la luz del faro.. como no...feliz dia

19 octubre, 2006 10:36  
Blogger Brisuón Çafren said...

En mi caso no hay duda, la felicidad es patrimonio de los demas.

19 octubre, 2006 12:46  
Blogger Francisco Ortiz said...

Espero que nos cuentes más casos, porque el que cuentas es muy interesante, tan del revés que fascina.

19 octubre, 2006 14:02  
Blogger Paula said...

Qué buen sabor de boca, que regustillo tan tan grato

que tus sueños se cumplan. Es lo menos que se te puede desear

19 octubre, 2006 16:16  
Blogger blogeada said...

Muy bueno.

19 octubre, 2006 18:18  
Blogger conde-duque said...

Me ha gustado mucho. Yo, más que un relato, veo el principio de una gran novela. Anímese, don Detective.

19 octubre, 2006 19:26  
Anonymous Anónimo said...

Te veo hecho todo un Philip Marlowe...

19 octubre, 2006 23:59  
Blogger dopel-dobel said...

no he podido reir más.. jajjajajj... ay! necesitaba esto, necesitaba leer algo así... excelente humor el tuyo... jejej.
qué grande!

20 octubre, 2006 00:10  
Blogger gaia56 said...

me gustó la historia.... escritor más que detective...no?

20 octubre, 2006 01:56  
Blogger Javier López Clemente said...

Excelente comienzo, ¿no?

20 octubre, 2006 11:34  
Blogger Sintagma in blue said...

Mientras, no viene mal tener una linterna a mano. Por cierto, casualmente tengo una...

25 octubre, 2006 09:42  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.