domingo, 24 de junio de 2007

Fui a Urgencias en busca de caricias

Pero me equivoqué, realmente iba a Caricias en busca de urgencias.
Aunque era agosto, aún no era verano, o al menos el verano que yo esperaba. Paseaba bajo extraños árboles que se preparaban para un otoño inédito, las hojas empezaban a numerarse para caer en el orden establecido desde los tiempos pretéritos (¿acaso aún no sabías que las hojas caen siguiendo un turno reglamentario, como en la cola de las pescaderías?). Gozaba de una cierta bonanza económica, porque había apostado en el hipódromo a caballo perdedor y Perdedor había triunfado. Decidido de una vez por todas a dejar atrás las pesadillas que me asolaban, y que al propio Kubrick le hubiera dado repelús rodar para su naranja mecánica, abordé el taxi con destino al centro hospitalario. El taxímetro avanzaba al ritmo de una danza epicúrea, y los ojos de la taxista olían a canela.
Me preguntó por el mal que me aquejaba y le expliqué lo de las caricias y las urgencias. Ella me dijo que era coleccionista de sinónimos y que, por primera vez, había oído algo que no se parecía a nada que hubiese escuchado antes. "Guardo cajones enteros llenos de oraciones subordinadas a mis deseos, versos imperfectos y verbos que están pidiendo a gritos dejar de ser impersonales", apostillé, con un orgullo que me pareció impropio de mi mismo.
Por una rendija de la ventanilla del taxi me pareció que empezaba el sol del verano.

89 Comments:

Blogger annabellee said...

¿Cómo le gustan las frases? ¿Hechas, poco hechas o al punto?
A mí personalmente, me gustan al punto y coma.
Tengo una parrilla de salida donde suelo cocinar palabras, vuelta y vuelta.
Está usted invitado a probarlas cuando quiera.
Guardo cajones enteros llenos de caricias subordinadas a mis deseos, que están pidiendo a gritos ser liberadas pero sin urgencias, la prisa mata.
Estoy de guardia.
Venga con el sol y entre sin llamar.

24 junio, 2007 13:12  
Blogger Esther Hhhh said...

mmmmmmmm y yo que me quedo con los silencios que casi siempre dicen lo que las palabras no aciertan a definir...
Pero ya sabes, detective que yo soy del desierto...
muuuuuuackis

24 junio, 2007 13:34  
Blogger atikus said...

Será que soy frío pero el verano no me va, buscaré las caricias en los paises nórdicos, lo malo es que a ellas si les gusta nuestro sol.
En cuanto al riguroso orden de las pescaderías...pufff en cuanto llego yo todas las señoras se me cuelan con la habilidad de etoó :(

24 junio, 2007 13:57  
Blogger patri said...

no me queda claro si te curaron o no....Schamann....je, es que ella es canaria y familia de ....claro que debería existir lo que dices. besos dea. Abandonado te tengo....sorry. ..

24 junio, 2007 15:02  
Anonymous sofia said...

sabiduría clandestina guarda el taxi, (siempre y cuando tengas la suerte de conseguir uno) hay un antes y un después cuando viajas en ellos.

(me encantó lo de los sinónimos)

24 junio, 2007 15:38  
Blogger Gwynette said...

Vamos a ver.. llegaste a urgencias y te hicieron una cura externa o te quedaste en el taxi con la que tenía los ojos que olían a canela?.

Ella me ha caído bien, o sea que te doy mi bendición para que le tomes la matrícula y pidas siempre el mismo taxi :-)

Cariños de alcachofa

24 junio, 2007 16:09  
Blogger Lara said...

Es que nunca se sabe dónde te puede sorprender el olor a canela... que te lo cura todo.
Besos.

24 junio, 2007 16:25  
Blogger AnA said...

Me gusta besar a mi amado en el taxi y que él ahogado en el mismo deseo que yo grite al conductor:"pare aquí"
AA

24 junio, 2007 17:21  
Blogger sergisonic said...

Si me permites, déjame jugar con tus letras, porque me han encantado:

"Guardo oraciones enteras llenas de versos subordinados a mis verbos, cajones imperfectos y deseos que están pidiendo a gritos dejar de ser impersonales."

Del derecho o del séver, taxímetros danzantes, salas de Caricias en Hospitales... Vuelvo a decirlo, me ha encantado, me lo guardo para los bolsillos traseros de pantalones, y poder leerlo de cuando en cuando.

saludos sónicos,

sergi
BCN, sonic love

24 junio, 2007 17:26  
Anonymous Miriam G. said...

De alguna forma, supongo que condicionada, me has hecho recordar el estribillo de una (hermosa) canción:

“Este es nuestro tiempo
feria de contradicciones, gritos y silencios.
Este es nuestro tiempo
Un pasado indefinido, presiento un futuro... imperfecto”


Letra y música J I LAPIDO
Editada con 091 en "El baile de la desesperación" (1991)
"Ultimo concierto" (1996)

Un beso, Miriam G.

24 junio, 2007 17:39  
Blogger Sonia Betancort said...

cuántos soles cabían en los ojos de la taxista? eran lágrimas negras? un sol de noche? el azul de un cielo "que es cielo y es azul"? el poema está lleno de palabras justas a la que luego piden permiso las estaciones para suceder.

24 junio, 2007 17:50  
Blogger Lágrima del Guadiana said...

La impersonalidad de un verbo sólo requiere otra clase de tiempos más propicios, esos en que los cuerpos dejan pasar la luz y los deseos pierden opacidad y alzan el vuelo...

Maravilla de viento en tus caricias...

24 junio, 2007 18:56  
Anonymous La niña perdida said...

Qué bueno!
Gracias por pasearte por mi blog.
Volveré a pasearme por tus letras detestivescas a ver si juntos resolvemos el misterio de las palabras...

Un abrazo y un beso de caricia urgente.

24 junio, 2007 18:57  
Blogger Arcángel Mirón said...

Fabulantástico.

¿Puedo usar la frase "había apostado en el hipódromo a caballo perdedor y Perdedor había triunfado" como nik en mi msn?

24 junio, 2007 19:10  
Blogger MK said...

...Esos cajones de sastre donde guardamos descuidadamente como si fueran juguetes inservibles lo que serían tesoros para otros.
¿Cuando acabaremos de aprender?

24 junio, 2007 20:20  
Blogger Arcángel Mirón said...

Gracias!!! :)

24 junio, 2007 20:23  
Blogger churra said...

Primero, ¿pagarias el doble ? Por ti me rebajo hasta el subsuelo.
Segundo .- Mira que hace no mucho yo tambien llame a un taxi para que me llevara a urgencias . Me llevo a urgencias ...no escarmiento.
Besos

24 junio, 2007 21:03  
Blogger bebita said...

Me encantaría ver de cerca esos cajones!! Un besito!

24 junio, 2007 21:09  
Blogger TintaRoja said...

Sólo puedo decir que...enhorabuena por ésto que leo.Saludo

24 junio, 2007 22:26  
Blogger Sibyla said...

¡Cómo no! ¿Ir en busca de caricias urgentes? Para ello, si es necesario se recorre tierra mar y aire.

24 junio, 2007 22:31  
Blogger Como Pompas De Jabón said...

"Guardo cajones enteros llenos de oraciones subordinadas a mis deseos, versos imperfectos y verbos que están pidiendo a gritos dejar de ser impersonales"

¿Orgullo? pareceme a mí que estas son precisamente ... las urgencias.
Gracias por sus palabras las guardaré en el cajón de esas pequeñas cosas

24 junio, 2007 22:45  
Blogger yolareinaroja said...

Espero estar pronto de vacaciones para poder leerte con todo detenimiento.
Gracias por tu comentario (cuando veas la foto de mi escritorio te caerás de la silla...).
Un abrazo.

24 junio, 2007 22:47  
Blogger peregrina said...

S tuviera esas cosas en mi cajones, tendría un ataque! Enseño Gramática y Literatura!

24 junio, 2007 23:47  
Blogger cacho de pan said...

primera visita...paseando por la red.
urgencia de caricias: también hay.

25 junio, 2007 00:50  
Blogger VeRa said...

Det
yo el otro día subí a un taxi y el conductor me dijo "qué olor a primavera tiene usted!"

Rindamonos a la evidencia: los taxis están siendo colonizados por amantes de las bellas palabras.

Lindo, como siempre Det.
Sana envidia...ké lindito escribe, che

25 junio, 2007 03:51  
Blogger El Toro de Barro said...

Querido amigo: aquí te sales, como el taxímetro en plena danza epicúrea, o esos verbos encerrados en las habitaciones oscuras de nuestro corazón porque no hubo nunca oportunidad de cantárselos a alguien.
Ah, y me alegro de que hayas disfrutado de los poemas de José Corredor-Matheos. Su sabiduría los hace insólitos; su sencillez, habitables. Son como su autor, breves, sencillos y apacibles. Editarlos fue para mi todo un placer privado. Al releerlos ahora en el Blog, aunque pierden ese encanto que dan las cosas olvidadas en los papeles, tengo la certeza de que la bondad existe...como la de tu taxista, que sabía escuchar colgada del volante...
Un fuerte abrazo
Carlos

25 junio, 2007 06:31  
Blogger manly said...

Me temo que no hay ningún centro hospitalario que tenga una Unidad de Caricias. Afortunadamente, es un mal cuyo remedio se encuentra cuando uno menos se lo espera, como el protagonista de tu historia que lo encontró en el taxi.

25 junio, 2007 07:14  
Blogger princesadehojalata said...

Un abrazo cada ocho horas, besos en perfusión continua...ese es el tipo de tratamiento que me gustaría prescribir a más de un paciente.
Pero la historia clínica informatizada no me deja, cuando escribo Be de beso me lleva a benadon y si pongo Ab me sale Abelcet...

25 junio, 2007 09:10  
Blogger ALOMA69 said...

Alusión a LA NARANJA MECANICA,menuda película, la escena de los ojos abiertos con pinzas me viene a menudo a la mente y no deja de darme repelús.

Un taxi también es un buen lugar para hallar a sus heroínas.

Saludos!!!

25 junio, 2007 09:15  
Blogger maite said...

detective me he tomado la libertad de tomar prestado tu comentario en mi blog...lo he publicado junto a Dulce Pontes, gracias por estar por aqui!!!

25 junio, 2007 10:29  
Blogger Esther said...

qué de recursos tiene usted para esto del amor...

25 junio, 2007 10:40  
Blogger Sintagma in Blue said...

Urge encontrar corazón olvidado. Se recompensará.

25 junio, 2007 10:41  
Blogger Lena said...

Me quedo con esto:

"Guardo cajones enteros llenos de oraciones subordinadas a mis deseos, versos imperfectos y verbos que están pidiendo a gritos dejar de ser impersonales".

Dejo besos sin urgencias,

Lena.

25 junio, 2007 11:18  
Blogger WODEHOUSE said...

Vaya, quisiera ser la doctora house de esas urgencias y curar con mi maletín de la Srta. pepis de enfermera de primera tus heridas con caricias recién sacadas de una cartulina dibujada y recortada y pegarlas a tu corazón con pegamento Imedio o Supergén por este bonito texto que has escrito y genial como siempre.

25 junio, 2007 11:48  
Blogger maestra en prácticas said...

guau detective, hacía tiempo que no te leía y ya había olvidado lo que era sentir leerte...espero volver a retomar la rutina

25 junio, 2007 12:01  
Blogger Valeria said...

Hojas numeradas esperando su turno de ráfaga… Que imagen!

Llamar a un caballo Perdedor, sería como llamar a un hijo Caín. Animalito…

Confíale la llave que abre esos cajones a la choferesa...

25 junio, 2007 12:05  
Blogger La interrogación said...

Ojos con olor a canela... nunca había reparado en el olor de los ojos. A partir de ahora, pondré a funcionar mi olfato más intensamente.

25 junio, 2007 12:58  
Anonymous HollyG said...

Jo q facilidad tienes para jugar con el idioma!!! Haces birguerías jijij, en serio me encanta. Mientras seas coleccionista de sinónimos y no de huesos...

Príncipe es mi calle preferida de Vigo xDD, supongo q ya sabes por qué...

Un besito!!!

25 junio, 2007 13:24  
Blogger TERESA said...

si el sol asomaba es que debieron darle una buena cura

25 junio, 2007 14:07  
Blogger Antonio José said...

Bonito encuentro! y menuda forma de empezar el verano. Nunca se sabe dónde encontrarás, aunque no sea lo que buscas.

Y ¿Quién no sabe que las hojas caen en un orden previamente establecido? :)

Saludos Detective.

25 junio, 2007 15:02  
Blogger Antwoneone said...

Este way de palabrismo (palabarismo?) oracional me sigue subyugando.
Anyway Kubrik estaba en el hipódromo rodando su Crimen Perfecto lo cual no todo van a ser naranjas urgentes /delaxina.
Hay que ver que les sacas olores (alas woman) hastanlosojos.
Prefiero suolor marino
Hastanlosojos
hastalascejas

25 junio, 2007 16:20  
Blogger Déjà vie said...

ai q xulo este relato! me encanta. Creo que por supuesto salió el sol del verano, y juntasteis caricias con verbos un poco mas personales. ;)

25 junio, 2007 16:47  
Blogger Nathalie said...

Jooooooooooo qué placer volver a leerte...

un beso

25 junio, 2007 16:51  
Blogger mel said...

Hace un par de semanas que entro a tu blog y te leo, me encanta como escribes. saludos, detective.

25 junio, 2007 17:19  
Blogger Mari said...

sin urgencias los cuerpos no caminan.

25 junio, 2007 18:15  
Blogger Peggy said...

si , aveces la urgencia reclamamos caricias y no hay medico que nos cure , ni hospital al que acudir ...y nosotros mismos nos autoengañamos com que solo somos hipocondriacos

25 junio, 2007 18:50  
Blogger Isabel said...

Sr. Detective,siempre encuentra alguna rendija por donde metamorfosear el mundo que le circunda...
Claro que siempre lo vuelve más bello que la cotidiana realidad...
Un abrazo.:-)

25 junio, 2007 19:55  
Blogger Para, creo que voy a vomitar said...

Mejor ir ar urgencias porque sino vas a tener que esperar turno, y las caricias no tienen espera.

25 junio, 2007 19:56  
Blogger Gris_oscuro said...

Que buenas frases...que bueno seriatambien si el caballo perdedor ganara mas amenudo..deberias escribir mas, tus mundos paralelos e resultan mas comodos..
Gris

25 junio, 2007 22:48  
Blogger India Ning said...

Como el sol del membrillo, hay veranos que tardan lo suyo en llegar a nuestro interior.
Mira que eres bueno!

25 junio, 2007 23:39  
Blogger nosue said...

Joder detective, no dejas de sorprenderme, me encanta tú originalidad¡¡
"Perdedor había triunfado.." jeje, que buena frase¡¡¡
Disfruto mucho tus lecturas
Un beso

26 junio, 2007 07:14  
Blogger Hôichi said...

"A la sombra del pino, observamos a las enfermeras que tan amablemente nos atenderían".....

saludos

26 junio, 2007 10:38  
Blogger Glora said...

Tendrías que dejarte contratar en urgencias, palabras como estas mejoran el alma...
Un beso.

26 junio, 2007 11:57  
Blogger Cristy said...

Me encanta leer tu blog aunque ahora casi no tengo tiempo por el trabajo.
Me gustaria poder escribir como tú, me encanta yo no tengo madera de escritora...
Gracias por estos momentos!

26 junio, 2007 16:52  
Blogger Marly said...

Ir a buscar quién te cure el corazón es admitir que está roto...

La suerte de gente como tú esq sin querer te topaste con una candidata a buena enfermera antes de llegar al hospital, jajjajaja.

Muchos besitos y gracias, como siempre.

26 junio, 2007 17:33  
Blogger Caiguar said...

Me encantaron las imagenes. wow
es buenísimo

26 junio, 2007 17:51  
Blogger hera said...

...Tu también cuentas muy bien lo que cuentas...
Gracias por pasar por mis ideas...

26 junio, 2007 19:43  
Blogger Gregorio Verdugo González-Serna said...

¿Y no paró el taxímetro?. La verdad es que es para que hubiera parado el taxi entero, taxímetro incluido. Me parece que las caricias te llegaron antes de entrar a urgencias, una mujer coleccionista de sinónimos no es como para dejarla escapar así como así.
Un abrazo, detective.

26 junio, 2007 20:01  
Blogger calma said...

Yo vengo y me voy corriendo, porque después de leerte sólo quiero que me acaricies.

26 junio, 2007 20:38  
Blogger alevosa said...

redondo!

26 junio, 2007 20:47  
Blogger Lost in Translation said...

siempre tienes las palabras a punto de caramelo!

26 junio, 2007 23:47  
Anonymous ladydark said...

Cuesta poder comentar algo original, ya le han dicho un gran puñado de verdades sus lectores señor detective. Yo también quedo subyugada por su poder de fabulación a través de las palabras.

27 junio, 2007 10:20  
Blogger Paula said...

ay, cuántas veces hemos ido a urgencias este año, detective...

por suerte, ha llegado el verano

Un abrazo

27 junio, 2007 21:21  
Blogger txe said...

no pillé lo del padre de felipe que se llame JC. mm

27 junio, 2007 21:39  
Anonymous torrente said...

Esto va para una tal "calma". Joooooooooooo hija, como se puede ser tan estupidamente tonta, cursi y petarda?.

27 junio, 2007 22:15  
Blogger aprendiza de risas said...

Hoy es junio y hace un frío de la pera, por lo menos en mi tierra. Esta mañana con cazadora a trabajar...

Besos con ganas de chicharra,

27 junio, 2007 22:45  
Blogger kether said...

yo fuí a urgencias en busca de un ansiolítico.
las opos son terribles. Me alegro que te escaparas de estar en un tribunal.
Pensar que pudieras ser miembro del mío... Con lo bien que manejas las letras...¡que vergüenza si leyeras mi exámen!
Besos detective
¡Ah! y felices vacaciones

27 junio, 2007 23:55  
Blogger Miss Sinner said...

Me parece que las Caricias y las Urgencias no deberían ir unidas. Las caricias deberían ser un tratamiento habitual, no de urgencia. ¡Y sin receta!


Me ha encantado lo de los ojos con sabor ^^ Si me dejas, usaré la metáfora en un futuro ;)

Besazos!

Cada vez me gusta más cómo escribes, y eso que creía que era imposible.

28 junio, 2007 09:18  
Blogger la perdedora ludópata said...

Lo siento. Me parece una puta mierda que caballo perdedor gane. Por lo demás, bien.

Saludos!

Vir

28 junio, 2007 15:39  
Blogger LiLuh said...

Lo de la rendijita de la ventana debió ser un espejismo, vaya días en Las Palmas... ahora que ya mañana nos dan las vacas jeje Un besito.

28 junio, 2007 18:59  
Blogger martin said...

Mi miedo a las multitudes no me deja dejarte un comentario decente...
¿Quién da la vez?

28 junio, 2007 19:04  
Blogger OneJordan23 said...

Sólo me queda más que quitarme por un segundo el sombrero. Al siguiente ya lo tengo denuevo colocado.
Aprendiendo como siempre. Un saludo.

28 junio, 2007 19:58  
Blogger Isa said...

Con un ojos aromatizados a la canela, sólo se puede conjugar la caricia con una sonrisa.
Saludos.

28 junio, 2007 23:37  
Blogger Loredana said...

hace frío acá también.

29 junio, 2007 01:30  
Blogger Alnitak said...

Yo busco versos imperfectos y verbos muy personales, pero quizás podré encontrarlos en el mismo sitio... ;-)

29 junio, 2007 02:29  
Blogger Conciencia Personal said...

Muchas veces he entrado a urgencias y he salido peor de lo que he entrado.

Original el nombre del relato.

Un abrazito mexicano

29 junio, 2007 09:20  
Blogger Bambu said...

Urgencias esta colapsado, debe ser que hay epidemia por ausencia de caricias

29 junio, 2007 09:35  
Blogger Blanche said...

solo una mano a 2cm de mi piel. Con eso se me pasa todo lo demas

29 junio, 2007 13:17  
Blogger Sirena said...

Todos hemos buscado con urgencia esas caricias. A veces olvidamos que nacemos envueltos en la piel, expuestos dentro de ella, que padecemos sed y hambre de piel..

29 junio, 2007 14:19  
Blogger Cloe said...

gracias por el comentario sobre mi foto. un placer descubriros, besos

29 junio, 2007 20:22  
Blogger Francisco Ortiz said...

No sé por qué pero veo esta vez la influencia de Groucho Marx, muy para bien.

29 junio, 2007 21:19  
Blogger Evatómica said...

Yo fui a urgencias una vez en busca de una escayola y me encontré un montón de caricias...de mamá

30 junio, 2007 10:59  
Blogger Entre mareas said...

La taxista con ojos que olían a canela era doctora y especialista, en atender las urgencias de caricias y pacientes con cajones repletos, que deben ser analizados.
Te he incluido en un meme, las instrucciones estan en mi blog.
Feliz verano.

30 junio, 2007 11:32  
Blogger mandarina azul said...

No me creo nada, detective, nada. Si los ojos de la taxista olían a canela es imposible que te fijaras en el taxímetro, totalmente imposible. ;)

30 junio, 2007 13:57  
Blogger belen said...

con la única urgencia de arrancar de una caricia..(o varias) la impersonalidad de los días

...

los cajones abiertos (siempre queda algún sol de verano)

los ojos sí que me los guardo, y saben...

30 junio, 2007 15:21  
Blogger Atzavara said...

Mi querido detective...
Le he dejado deberes en Zubia, mi blog...
Besos varios...

04 julio, 2007 00:03  
Blogger Eva Díaz Riobello said...

Me gusta cómo escribes, volveré por aquí... :-)

12 julio, 2007 09:28  
Blogger koolauleproso said...

Eres un genio, Detective. Tu manejo de la "palabra" me acongoja. Y yo que creía que mis "cuentecillos" y parábolas varias podían tener algún interés.¡vanidad de vanidades!

21 julio, 2007 17:31  
Blogger eSadElBlOg said...

ese titulo y esa apuesta a Perdedor que recordaré mucho tiempo, deberias registrarlas no sea que un día te encuentres que aparecen en unas camisetas o en unas tazas de desayuno como las tahitianas de gauguin.

31 agosto, 2007 21:45  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.