miércoles, 25 de abril de 2007

Apuntes para desarticular el miedo

El miedo es un señor bajito con bigote que toca en nuestra puerta, apremiándonos el pago de una factura que tenemos pendiente.
Se trata en estos momentos de perder el miedo, no la educación. Aunque estés a findemés, aunque el saldo de tu cuenta sea lo más parecido al vacío interestelar, no dejes de ser un perfecto anfitrión y hazlo pasar. Acorralar a ese mequetefre es ahora mucho más fácil de lo que suponíamos en un primer instante, mucho más que rodar un western sin indios ni sheriff, mucho más que mantener la vista firme cuando hablamos en serio con alguien y pasa a nuestro lado la ganadora regional del concurso "Escotes de Vértigo 2007".
Las cajas de cambio suelen dar mucho miedo. Lógico, con un nombre así uno se imagina algo horrible. Cuentan con marcha atrás y eso es más de lo que podemos soportar. También suelen dar miedo los días en que no se abrían las ventanas, la fruta que descubrimos podrida en la nevera y el fin de unas vacaciones en las que no conseguimos su teléfono. Asustan sobremanera las predicciones futuras de gente sin pasado y lo que ha pasado con lo que iba a ser nuestro futuro. Auténtico terror produce tocar una piel que ya no nos espera, las miradas que nos rehuyen como liebres a los perros de caza, los abrazos ficticios que suenan como los goznes de una puerta que no se abría desde hace años, confundir piscinas a las que lanzarnos con espejismos de primer orden.
El miedo es el efecto secundario más importante del uso de la libertad, pero ésto sólo ocurre al principio del tratamiento.
No permitas que el miedo vuelva a tocar en tu puerta para cobrarte nada. Domicilia tus recibos. Nada mejor que el domicilio para ese tipo de asuntos tenebrosos.

70 Comments:

Blogger marta_cl said...

espero q el sr. miedo tarde en llamar a mi puerta. aunq nunca sabemos cuando aparecerá. pero sabemos q está hay fuera. aunq con la experiencia... aprendes un poco a saber torearlo, aunq a veces no es fácil... y otras no se deja
saludos

25 abril, 2007 20:58  
Blogger Mari said...

y sí.

25 abril, 2007 21:12  
Blogger Arcángel Mirón said...

Ah, ese tipo siempre ronda mi casa con una impunidad indignante.

25 abril, 2007 21:30  
Blogger quantum said...

Apuntes de detective maestro. Pero el miedo a veces se pone terco y reaparece, como esos pretendientes(qué antigua palabra) que, pese a las negativas, nunca se dan por vencidos...y además no es guapo, tan bajito y con ese bigote negro, qué cruz.

25 abril, 2007 21:31  
Blogger bebita said...

Lo peor es tenerle miedo al miedo. Un besito, detective!

25 abril, 2007 22:37  
Blogger Ariadna said...

Es genial esto que has escrito, de verdad genial...

Me das miedo...

25 abril, 2007 22:58  
Blogger CaZaDoRa De SueÑoS said...

yo lo cierto es que prefiero que el miedo no llame a mi puerta, porque con todas las cosas que tengo que hacer lo unico que me falta es tener que recibirlo. Un saludo y aki seguimos leyendote:D

25 abril, 2007 23:00  
Blogger Miss Sinner said...

Un poco de miedo es bueno. Nos mantiene alerta y siempre dispuestos para responder con la mejor carta.

Le da chispita a la vida.

Si todo fuese alegre, seguro, feliz, qué anodinas serían nuestras vidas.

Un beso, Detective :*

25 abril, 2007 23:12  
Blogger Walkirja said...

¡Magnífico texto! Muy ingenioso...¿cómo no te había leído antes?
¿Qué le darán de comer a ese señor bajito que es tan insistente? Cuando crees que has conseguido darle esquinazo, miras hacia atrás...¡y ahí está de nuevo! Incansable el tipo. Quiero que me receten sus vitaminas.

25 abril, 2007 23:24  
Anonymous Alalluna said...

Por más que lo intente nunca conseguiré librarme del todo de ese Sr. Miedo... Siempre habrá algo que me lo traiga, antes o después, de vuelta a casa... Ya ves!, uno puede hacerse todos los propósitos del mundo pero... la práctica es otra cosa!. Besillossss

25 abril, 2007 23:34  
Blogger annabellee said...

Al abrir la puerta a ese señor, debes ponerte a su altura,ni subestimarlo ni engrandecerlo, justo al nivel que te permita mirarle a los ojos. Te darás cuenta de que su mayor miedo es perderse y desaparecer.

26 abril, 2007 00:42  
Blogger Loredana said...

yo le tengo prometido una piscina de ácido para la próxima.

26 abril, 2007 06:21  
Blogger Princess Valium said...

¿Y si le afeitamos el bigote mientras duerme? Seguro que entonces deja de darnos tanto miedo. Solo es cuestión de perspectiva. Un beso

26 abril, 2007 08:01  
Blogger Glora said...

Yo a ese señor miedo le diría: pasa y ponte cómodo. Le invitaría a tomar un refresco...le serviría un buen vaso con champú de fresa.
(Seguro que se iría con el rabo entre las piernas, al comprobar que soy la señora locura) :o)
Un beso.

26 abril, 2007 08:48  
Blogger desconvencida said...

Ya no voy a volver a mirar a los señores bajitos con bigote de la misma manera (por cierto que me estoy acordando de un ex-Presidente del Gobierno de melenas que reúne estas dos características y sí que me da miedo :)

26 abril, 2007 09:35  
Blogger Sintagma in Blue said...

A veces nuestros miedos se acurrucan en la víscera, se esconden, se disfrazan de certezas para que no los dejemos salir.

26 abril, 2007 10:17  
Anonymous Josemauri said...

Como en la mayoría de las ocasiones coincidimos detective. tengo terror a tocar una piel que no me espera, a las miradas que rehuyen como liebres a los perros de caza, los abrazos ficticios......
La has vuelto a clavar detective. Mi más sincera admiración. Nos vemos en el siguiente post. chao

26 abril, 2007 10:53  
Blogger Alnitak said...

En mi caso es que salgo huyendo sólo con cierto tipo de recibos, o le sirvo una taza de té para despistarlos, y sin embargo, con otros que la gente teme, me siento y charlo con él a fin de mes sin problemas...
¿Tendré que tratarmelo?

Pd. Está usted impresionante ultimamente, señor detective.

26 abril, 2007 11:31  
Blogger Mr. TAS said...

en sintonía con los existencialistas ateos, como J.P. Sartre.

un saludo

26 abril, 2007 11:51  
Blogger Hôichi said...

y los bancos son campos de concentración

26 abril, 2007 12:21  
Blogger FRAC said...

El miedo es un potente motor de automoción que mueve el mundo. Más que el amor. Más que el hambre.
Dicen que el más temerario de todos los hombres es el que no tiene miedo. También es el más desprotegido.
Gracias al miedo, los gobiernos totalitarios actúan a sus anchas. Y ya me voy, asustada al ver mi propio ataque de verborrea, hacia otra parte.


Saludos, The tective.
Esta fue una genialidad digna de Sherlok
.

26 abril, 2007 13:18  
Anonymous juan sin miedo said...

¿quien dijo miedo?

26 abril, 2007 13:39  
Blogger alevosa said...

muy bien niño, y cuando lo hayamos desarticulado ¿que hacemos con los artículos?

nice post

26 abril, 2007 13:42  
Blogger Batiscafo said...

yo soy incapaz.... ya ves, vivo dominada por el miedo

por cierto, los hombres son incapaces de no desviar la mirada por muy seria que sea la conversación...siempre se la lleva miss escote

26 abril, 2007 16:08  
Blogger TERESA said...

hay veces que el miedo llama a mi puerta y si no le habro se cuela en mi buzon...pero no importa le puedo hacer frente, lo malo es cuando se mete en mi corazon, hay me cuesta mas hacerle frente.

26 abril, 2007 16:56  
Blogger almena said...

A veces los miedos son tan intangibles que se instalan sin que nos demos cuenta...

Saludos, detective

26 abril, 2007 18:44  
Blogger Persio said...

una declaración de principios anti - miedos, me hacía falta!
gracias1

26 abril, 2007 19:54  
Blogger Candela said...

Nunca pensé que el miedo tuviera la cara de ...José Luis López Vazquez (con perdón)

Es la lucha eterna, el miedo gana demasiadas batallas y aunque tienes razón, no dejarse vencer, engañar, abrumar, pero aparece, este señor bajito, aparece...

:)

26 abril, 2007 20:13  
Blogger M said...

Al miedo siempre hay que mirarle a los ojos con decisión, siempre se cree fuerte cuando te ve débil.

¿quién dijo miedo?

26 abril, 2007 23:21  
Blogger peregrina said...

Que no llegue el miedo y que no falte tu prosa!

27 abril, 2007 00:28  
Blogger Miss Neumann said...

EL MIEDO NO ES UN SEÑOR BAJITO.. EL MIEDO DA MIEDO POR SI SOLO!!!

27 abril, 2007 04:38  
Blogger Bambu said...

Has clavado la definición de miedo, sobretodo con lo de los abrazos...

27 abril, 2007 08:01  
Blogger Déjà vie said...

y la terapia para superarlo?

27 abril, 2007 08:59  
Blogger maestra en prácticas said...

considero que es bueno sentir miedo, porque sentir miedo te hace prudente y precavido...quien dice no sentir miedo ante nada es que es un/a ignorante y vive tras un velo de falsa realidad...no es malo convivir con el miedo, lo importante es saber combatirlo
un bs ;)

27 abril, 2007 10:12  
Blogger Agnóstico Apático said...

maestra en prácticas ha dicho lo que pienso. Creo que hay algunos miedos que son necesarios para tomar decisiones adecuadas.

27 abril, 2007 13:32  
Blogger MalditosTacones said...

Brillante.
Mis miedos fueron engullidos por una vaca, pero eso es otra historia.

Salud.

27 abril, 2007 18:15  
Blogger txe said...

ajaja, asi que ese era el miedo?

27 abril, 2007 18:30  
Blogger Vuelo rasante said...

Muy buen texto.
El miedo llama a tu puerta y cuando ya has abierto, te acorrala.

27 abril, 2007 18:51  
Blogger yolareinaroja said...

¿Y si el miedo es un invitado pesado de uno noventa? Yo no sé hacer llaves karatekas, sólo esconderme bajo el edredón (truco de infancia).
Estupendo tu texto, como nos tienes acostumbrados.

27 abril, 2007 22:35  
Blogger Andy said...

Las cajas de cambio a mi también me dan miedo...
Porque el cambio mas grande que te puede pasar es la muerte... y siempre que ocurre acabamos en una caja.

Y peor que confundir piscinas con espejismos, es confundir piscinas con espejos. Porque además de 7 años de mala suerte, es un tremendo porrazo.

Como siempre, no puedo dejar de aplaudir por esas letras, det.
Admiración absoluta.

28 abril, 2007 06:02  
Anonymous hera said...

Miedo: esa sensación que hace pensar en un peligro que viene de afuera, en realidad, tood eso que describes estupendamente es mas bien creo esa ansiedad qeu produce la incertidumbre,
miedo sí a los brazos que yo no nos reconocen o las miradas qu nos rehuyen pero solo por el dolor que podría producirnos.
A veces pienso que los finales y las pérdidas tensan el arco de la vida.....pro cunato mejor estríamos sin ellos: sin fines de mes, sin paro o sin aparcar ilusiones...aunque eso era el Paraíso no?, mejor no desarticularlo, quizas burlarlo o aprender a convivir con él.
Un abrazo
hera

28 abril, 2007 11:35  
Blogger Hanna said...

Lo describes muy simpático, jejej, el miedo es claro.
Y para mi de simpático no tiene nada.
Saludos

28 abril, 2007 15:56  
Blogger mandarina azul said...

detective, además de amaestrado, eres un maestro. Lástima que el del bigotito, cuando se empecina, sea tan plasta el pobre...

:)

28 abril, 2007 16:55  
Blogger Elena said...

"El miedo es el efecto secundario más importante del uso de la libertad, pero esto sólo ocurre al principio del tratamiento."
Es de lo mejorcito que he leído en mucho tiempo, detective. Me lo apunto en mi cuaderno de citas.

Tienes razón, no hay que temer al miedo. Hacerlo nuestro aliado es la mejor solución. El miedo relativo nos ayuda a no dejar de esforzarnos y ser más felices cada día. No podríamos vivir sin miedo. Una persona que no tiene miedo a nada sí que me inspira terror.

Un abrazo

28 abril, 2007 18:33  
Blogger Paula said...

¿dónde está el peligro, detective?

un beso

28 abril, 2007 20:41  
Anonymous patri said...

pero de repente cuando más segura estás, cuando crees que todo está otra vez en su sitio, ....ese señor bajito llama con fuerza a la puerta y como no le quiero abrir....se ha colado por una rendija que no sabía que tenía la puerta de las narices.... En fín, ya veré como atenderlo.

En otro orden de cosas, yo siempre que voy a Las Canteras, me cruzo imaginariamente...contigo, je..je..Puede que baje a Moda Cálida, soy más de ver las cosas desde un sitio donde no hacer mucho ruido y generalmente estas cosas traen mucho bombo, mucho politco con ganas de figurar,y más con los "posibles" cambios del mes de mayo andaran todos....de tiros largos. He buscado tú correo, pero no tuve suerte. Mándame uno, te diré que mi familia es del Sur, te suena "ganeguín", no?????....

28 abril, 2007 21:13  
Blogger Atzavara said...

"Auténtico terror produce tocar una piel que ya no nos espera"... Todo el texto es genial, como siempre... pero al llegar a esa frase... sabes esa sensación que aparece derepente en el centro del pecho...??, algo así como una presión muy fuerte, como una angustia súbita y asfixiante, como un dolor viejo que vuelve una y otra vez...
Más que detective eres alquimista... transformas las palabras en sensaciones...

P.D.: Si no te importa, enlazaré tu página en mis blogs... si tienes alguna objeción, házmelo saber por mail

28 abril, 2007 23:14  
Blogger Conciencia Personal said...

El miedo es un monstruo que aplasta fuerte, temo a sus garras, tendré estos apuntes en mente.

Un besito.

29 abril, 2007 07:54  
Blogger patri said...

mi correo señor, es: patrijorge@gmail.com....je..je..mándame tús zapatos....los publicaré.

29 abril, 2007 09:50  
Blogger laonza said...

el miedo para mi tiene muchas formas, reales o de ficción, seguire tu consejo... Detec eres un amasador de palabras , un encantador de serpientes

29 abril, 2007 11:35  
Blogger srcurri said...

Entonces el miedo es Aznar, un tipo bajito con bigote.

En la película de Michael Moore Bowling for Columbine, hay un pequeño cortometraje de animación que explica en dos minutos la historia de los eeuu y las armas, y dice al principio algo así: Como tenían miedo de los indios, los mataron a todos.

Saludos.

29 abril, 2007 11:49  
Blogger Actor Secundario Bob said...

Buen descubrimiento el que acabo de hacer, buenísimo tu blog. Saludos del crítico de blogs. Actor Secundario Bob.

29 abril, 2007 13:05  
Blogger martin said...

Que alguien busque a mi señor bajito!!
Hace tiempo que no lo veo al otro lado de la mirilla.

29 abril, 2007 14:18  
Blogger ciudadano said...

...y yo, que soy un inconsciente, le calcé dos ostias segun abrí la puerta; al cuardo de hora estaba arrodillado a sus pies y pidiendo perdon. Ahora tengo algun que otro brote de valor pero suele ser hacia la media noche, cuando el okupa ya se acuesta( en mi cama; por supuesto) cansado de fatigar. Entonces y solo entonces, yo me puedo escapar escurriendome por el sumidero que lleva a la muerte y recorro cada rincon disponible como un relampago: rapido y luminoso para poder sonreir mañana cuando sirva el desayuno al pequeñajo.

29 abril, 2007 18:06  
Blogger palabras de chocolate said...

Ese Señor bajito... es dueño de si.. lo malo es dejarse adueñarse por el..

besos de chocolate

29 abril, 2007 21:16  
Blogger VeRa said...

como me gusta tu estilo, Det!

y luego ganan los concursos de blogs los ke escriben describiendo proezas sexuales inverosimiles al estilo Houellebecq
jaja


Un maestro me lo enseñó, en un momento de mi vida en que el coraje me había abandonado:

"NUESTRO PEOR ENEMIGO ES EL MIEDO"

Cariños...dese una vuelta cuando tenga tiempito

29 abril, 2007 21:24  
Blogger VeRa said...

Ciudadano

COMO es posible que no escribas un blog?

29 abril, 2007 21:25  
Blogger Caiguar said...

Pues, a mí me da miedo la distancia cuando se vuelve real. me da miedo la ausencia, pero pago mi recibo en e-mail para todos mis amigos y comentarios en blog.
ese bigotón lo saco a patadas antes de se atreva a tocar.
un beso

29 abril, 2007 22:58  
Blogger ** MARÍA ** said...

Buen texto para la palabras "miedo". Muy currado la verdad, me gustó.

Pero sabes...al igual que, no a todos les produce el mismo efecto un medicamento cuando, uno lo toma...porque hay, por desgracia muchas clases de males o enfermedades, no a todos les vale esa explicación para hacer frente a un miedo que, indudablemte no es el mismo...para todos.

En fin, cada uno se lo haga pasar como, más buenamente pueda.

Un beso sincero,

** MARÍA **

30 abril, 2007 08:05  
Anonymous ladydark said...

Hermoso texto señor detective, esos abrazos ficticios dan pánico más que miedo. En cualquier caso el miedo es un transeunte fijo en nuestras vidas y lo único que queda es enfrentarnos a él, porque aunque perdamos alguna batalla siempre habremos aprendido algo de nuestro contrincante para la próxima.

30 abril, 2007 10:21  
Blogger AnA said...

¿Y si una vez domiciliado nos devuelven los recibos, Detective?
Y si en lugar de ser un señor con bigotito es una señora con bigote?
Detective...

30 abril, 2007 13:18  
Anonymous valeria said...

Recuerda un poema que empieza y acaba:
Yo puedo oler el miedo en cualquier parte.

Sabiendo caminar, hay veces que dar un paso adelante produce tanto miedo como si fuesemos a caer por un acantilado.
Un saludo, detective.

30 abril, 2007 17:23  
Blogger Astilla said...

siempre he pensado que el miedo tal cual era algo así como un monstruo, enorme y con dientes afilados a quien le apestaba el aliento. Pero leyendote puedo entender mejor que sí, que el miedo es algo más parecido a un señor pequeño y de bigotes, con aire burocrático a quien le suda la calva y tiene los dientes amarillos (bueno ese ya es mi miedo, detallado).
Y tienes toda la razón, ni siquiera con él hay que perder la buena educación.

un beso

30 abril, 2007 20:36  
Blogger martin said...

¡Vete de mi vera, enano del traje gris! No te metas en mi cama. No me susurres al oido mis problemas con mi suegra, mis números rojos de la cuenta corriente, mi eyaculación precoz, mis muertos...

30 abril, 2007 23:35  
Blogger Pilar M Clares said...

Muy interesante, genial, ¿y cómo se domicilia la piel que no tocarás, las miradas y todas esas cuestiones tan sensatas que describes?
Da miedo pensar en no tener miedo, ¡está tan aprendido en las películas! ¿qué sería de la civilización sin el culto al miedo?

01 mayo, 2007 18:55  
Blogger LE MOSQUITO said...

¡Qué bueno!

02 mayo, 2007 08:01  
Blogger Olvido said...

Precioso eso del terror al tocar una piel que ya no nos espera.
Un abrazo inesperado

02 mayo, 2007 10:40  
Blogger Irene said...

Hola detective, ha retratado fielmente mi estado ánimico de estos dos meses, miedo y contramiedo, recibos, facturas, nevera vacía...y todo por culpa de no domiciliar mis recibos. Tendré en cuenta sus consejos.
Saludos

02 mayo, 2007 23:28  
Blogger Alice ya no vive aquí said...

Acabas de tocar un resorte necesario con el que hacerme saltar y abrir la puerta.

03 mayo, 2007 11:21  
Blogger >> rhodes >> said...

JAJAjajajaja! El miedo para mí no es bajito, yo soy bajito y mi miedo es gigante. No sé. La que pasa seguido a tocar el timbre y trato de no abrirle es la culpa. La culpa viene con karma bajo el brazo...

07 mayo, 2007 20:47  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.